Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SOCIEDAD

El "drama humano" de Javier Elvira

El drama de Javier Elvira se llama José Manuel Valdivia Lacalle, Txema y es su empleado. Así se lo expuso a Zapatero cuando le preguntó por las repercusiones de la crisis esta semana en televisión. Su nómina y su empleo dependen de ella.

Actualizada Domingo, 1 de febrero de 2009 - 04:00 h.
  • CARMEN REMÍREZ . PAMPLONA

EL lema vital de Javier Elvira Elvira, instalador electricista de 49 años, no se ha visto afectado por su aparición en televisión y el repentino salto a la fama que ha vivido esta semana. Él dice que no le ha cambiado. "Siempre digo que yo trato a mis clientes como a mí me gustaría que me tratara mi fontanero", cuenta. Quizá por eso, no quiso andarse con rodeos cuando tuvo a José Luis Rodríguez Zapatero frente a frente.

Consciente de la responsabilidad que el azar le había otorgado (fue seleccionado aleatoriamente para acudir a Tengo una pregunta para usted) quiso meditar bien su oportunidad. "Quería que no pudiera evitarme con ambigüedades o grandes frases. Quería sinceridad, que no me envolviera con sus palabras".

Pensó en su propia situación personal. Unió la preocupación general de la crisis a su día a día. "Pensé en lo que me ronda la cabeza cuando me voy a dormir por las noches". Y así surgió su cuestión: "¿Es usted consciente del drama humano que supone haber montado una empresa hace un año, cuando usted hablaba de desaceleración, y encontrarse ahora con una crisis que hace que no sólo pueda contratar más empleados sino que, si la cosa se pone peor, tenga quizá que prescindir del único que tengo?".

"Le pregunté si era consciente para saber si era capaz de ponerse en nuestra piel, de sentir esa angustia que nadie nos anunció. No quería que me hablara de datos, sino de sentimientos", indica Elvira. En su caso, ese drama de la crisis que todos los días cobra forma en grandes números (paro, despidos, recesión) tiene nombre y apellidos. Son los de José Manuel Valdivia Lacalle, su cuñado, de 35 años, y su empleado desde que puso en marcha Santako S.L. En un parón durante las diez salidas (montajes, averías, reformas, etc.) que tenían previstas el jueves por la mañana, repasaron para este periódico su día a día. "Sí, puede que haya gente que se sienta reflejada en nosotros. Si no hubiéramos salido en televisión, nuestra única aparición en los medios habría sido cualquier titular que dijera que miles de pequeñas empresas anónimas pasan dificultades este año en España".

Operado de cervicales

Varios factores personales fueron los que impulsaron a Javier Elvira a montar su empresa. Él, que nació en la localidad barcelonesa de Santa Coloma de Gramanet, vive en Pamplona desde que a los veinte se echó novia en la capital navarra. "Desde entonces había hecho mis trabajillos de electricista, como autónomo. Pero hace dos años me operaron de cervicales y tuve que estar un tiempo de recuperación en el dique seco. Fue en esos días cuando pensé en montar una empresa que me diera algo de estabilidad". La concrección de esos ánimos se llama Saltako Instalaciones Eléctricas y tiene como sede una bajera en la calle de Santa Engracia, en el barrio pamplonés de la Rochapea. Para esos inicios, Elvira confió en su cuñado, Txema Valdivia, con el que ya había compartido previamente varios trabajos.

"Es muy variable, pero el volumen de negocio mensual que podemos mover será de unos 20.000 euros", calcula Elvira. "No nos falta trabajo, pero la situación no es buena. Lo que más me preocupa es que ha dejado de circular dinero. Uno no es un elemento potentado como para poder afrontar la ejecución de los trabajos". Mientras Elvira habla, Valdivia se reparte. A ratos escucha y mordisquea un bocata de paté. En otros momentos, entra y deja una decena de cajas con lucernarios para instalar en varias oficinas de una empresa. Su jefe, sentado en la mesa de oficina que preside la entrada, continúa. "Yo, por ejemplo, recibo el encargo de un trabajo. Depende de qué tipo sea, puede exigirte una inversión grande o no. A veces, incluso, los dos solos no nos bastamos. Tendría que contratar a más gente, pero no me atrevo". Según dice, él tenía previsto que su empresa pudiera dar empleo hasta a cuatro personas más, pero no acaba de tener seguridad para dar el paso y contratarlas. "Veo un futuro muy incierto. No me atrevo, porque luego llega final de mes y tienes que poder afrontar el tema de las nóminas, de la seguridad social, etc., de esa gente".

Sabe de lo que habla. Su mujer, María Valdivia Lacalle se quedó sin trabajo hace un tiempo, cuando la carnicería en la que trabajaba tuvo que cerrar. "Quisiera que mis empleados tuvieran estabilidad, que pudieran continuar conmigo. El problema es que ya no me fío de los políticos y, con la actual situación económica, ¿quién me asegura que la crisis no vaya a durar un año, sino dos o tres?", se pregunta.

De momento, Txema Valdivia, es su único empleado. Él desconocía que su jefe iba a aparecer en televisión y mucho menos sabía que le iba a transmitir al presidente del Gobierno su preocupación por el futuro de su puesto. "No tenía ni idea. Estaba cambiando la cadena y justo lo vi. Me impresionó mucho porque no sabía nada. Luego ya me contó que tenía un contrato de confidencialidad y todo ese tipo de cosas". Sobre su situación, Valdivia admite que sí ha temido por su puesto de trabajo. "Somos una empresa que está empezando y hay que achuchar, trabajar duro. Sé que si no llegamos a los objetivos previstos, podría peligrar mi empleo". Aún así, este electricista sólo tiene palabras de agradecimiento para su jefe. "He tenido mucha suerte de poder trabajar con él. Es una gran persona y uno de los mejores electricistas de esta ciudad. Antes, había trabajado en otras empresas. Yo tenía simplemente FP de primer grado y me pasé diez años poniendo tubitos. Entonces, llega un empresario que confía más en ti y te da la oportunidad de formarte. No lo digo porque sea mi cuñado. Eso y que estudiáramos lo mismo, aunque él tiene FP superior, es una casualidad. Ahora sólo espero que la crisis no tire todo por la borda".

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

José Manuel Valdivia Lacalle y su jefe, Javier Elvira Elvira, en su oficina. Como se aprecia en la fotografía inferior, Elvira llevaba el día del reportaje la misma camisa con la que apareció en televisión. EDUARDO BUXENS

Rodríguez Zapatero y Javier Elvira, en el plató del programa. EFE


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Aqui huele a fantasma...
  • El "drama humano" de Javier Elvira(dice que si la cosa sigue así igual tendría que despedir a su cuñado...). Nos van a preguntar también cuánto vale un café o una caña con limón...? Es importante para la mayoría de los navarros la vida familiar de este señor? o cómo sacar del paro a los 30000 navarros que están en los baresNOSOTROS YA HEMOS BAJADO

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra