Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

EEUU teme que Hamid Karzai suponga un obstáculo para su nueva estrategia en Afganistán

Las críticas del presidente afgano a EEUU podrían forzar a Obama a negociar directamente con los líderes tribales de la frontera

Actualizada Domingo, 1 de febrero de 2009 - 18:36 h.
  • AGENCIAS. Nueva York (EE UU)

La relación entre el presidente afgano, Hamid Karzai, y el Gobierno estadounidense se ha deteriorado hasta tal punto que el dirigente afgano corre el peligro de convertirse en un obstáculo para los nuevos planes de la administración Obama, sobre todo después de la decisión de posponer las elecciones presidenciales hasta el próximo mes de agosto.

Es decir, Karzai permanecerá en el poder mientras la primera fase de la nueva estrategia de Estados Unidos cobra efecto. Queda por ver si Karzai favorece la rápida incorporación de la nueva remesa de tropas estadounidenses o si por el contrario sigue elevando la voz contra las operaciones de la coalición internacional, que cada mes se cobran las vidas de numerosos civiles.

El caso es que para Estados Unidos, uno de los principales factores de su fracaso inicial en Afganistán ha sido el propio Gobierno ineficiente y corrupto de Karzai. Precisamente el secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, señalaba en el diario 'The Washington Post que "el problema de Afganistán no es que haya demasiados talibán, es que hay muy poco buen Gobierno", y advirtió de que la Alianza Atlántica sigue esperando que Karzai mejore su labor al frente del Ejecutivo.

Y a pesar de la desilusión que Karzai ha generado en la coalición internacional, por el momento no hay señales de que la frágil democracia afgana sea capaz de generar un sucesor más capaz que el actual presidente. Mientras, crece la presión sobre el Gobierno de Kabul, que espera la llegada de tres nuevas brigadas de combate (un total de 12.000 hombres) estadounidenses que podrían terminar de tirar la situación por la borda.

Al mismo tiempo, hay que tener en cuenta que el objetivo de esta nueva iniciativa no es exterminar de una vez por todas a los talibán, sino tratar de aplacar el incremento de la ofensiva guerrillera en el país. El secretario de Defensa, Robert Gates, ya lo había advertido: "Que nadie se espere un paraíso en el centro de Asia".

Ofensiva talibán

La milicia dispersada por la invasión estadounidense a finales de 2001 ha regresado con fuerza. Actualmente, operan libremente por las zonas más despobladas del país y cada vez se encuentran más cerca de las principales ciudades. Los talibán son conscientes de que, en la sociedad rural afgana cualquier aumento de la iniciativa se ve multiplicado: en 1996, sólo les hicieron falta un par de victorias militares para alcanzar el poder; simplemente dejaron que el "boca a boca" hiciera su trabajo. Para cuando llegaron a Kabul, la población creía que se encontraba ante una extraordinaria fuerza militar.

Ahora, los talibán insisten en que la historia va a repetirse, y que la OTAN seguirá el camino de la Unión Soviética durante los años 80. Por eso es tan importante para EEUU el incremento de tropas, que se dedicarán a controlar las zonas adyacentes a las grandes ciudades y a enfrentarse cara a cara con los talibán en el sur y en el este del país. Karzai no está muy de acuerdo con esa estrategia: el presidente preferiría que las fuerzas estadounidenses se desplegaran a lo largo de la frontera con Pakistán para crear una "zona tapón" entre ambos países.

Pero es poco probable que Karzai tenga voz y voto en este asunto. Según el diario 'The New York Times' es posible que Obama "negocie directamente con los líderes provinciales en lugar de con el Gobierno central" de Kabul, quien prácticamente está descartado para asesorar el esfuerzo de guerra.

Por su parte, Karzai mantiene su tendencia de aliarse con la hostilidad del pueblo afgano contra los ataques de las fuerzas internacionales, que según las autoridades afganas se han cobrado la vida de más de 700 civiles desde el pasado mes de octubre. La desprotección de los civiles fue el tema con el que abrió Karzai la sesión parlamentaria del pasado 23 de enero, acusando a Washington y a sus aliados de desdeñar al Gobierno afgano, ignorando su autoridad.

A principios de mes, el embajador de Karzai ante Naciones Unidas, Zahir Tanin, declaró al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que se encontraba "gravemente preocupado" por las tácticas de la coalición internacional en el país, y solicitó que los ataques aéreos --causantes del mayor número de víctimas civiles-- sean reducidos al mínimo, y que se actúe siempre en coordinación con el Gobierno afgano.

Karzai, apunta el magacín 'Time' símplemente puede estar jugando a fortalecer su posición entre la población afgana para garantizar su victoria en las elecciones. No obstante, sí que es verdad que han tenido que ser aplazadas por motivos de seguridad. Con la presencia talibán en el sur y en el este del país, se cree incluso que ni siquiera la situación estaría controlada en agosto. Hay que señalar también que el mandato de Karzai termina legalmente el próximo mes de mayo. Nadie sabe a ciencia cierta que sucederá durante esos dos meses de "bonificación" antes del inicio de los comicios.

Importancia de las tribus

Las críticas de Karzai se centran en la insistencia de la OTAN en armar a los jefes tribales, una decisión que ha tenido efectos desastrosos en el pasado y que podría reforzar la naturaleza anárquica del país. Karzai no quiere que se arme a la contrainsurgencia, y para reforzar su posición podría buscar el apoyo de India, Irán o Rusia, todos ellos ansiosos de que se desvincule con Washington de una vez por todas.

El caso es que la estrategia estadounidense en Afganistán de apoyar al Gobierno de Karzai ha fracasado. Y al presidente afgano se le acaban las alternativas: a diferencia del Gobierno iraquí de Nuri Al Maliki, carece del apoyo explícito de otras potencias regionales, como Irán. Es más, el diario apunta que la "propia supervivencia física de Karzai" depende en gran medida de la presencia de la OTAN en el país.

Por su parte, EEUU está teniendo en cuenta la cada vez mayor oposición popular a su presencia en el país, y el apoyo cada vez menor de los aliados de la OTAN a incrementar el número de sus efectivos en Afganistán. Por ello, Gates ha solicitado que se revisen unos objetivos iniciales "excesivamente ambiciosos", y ha insistido que el único objetivo factible es evitar que Afganistán se convierta en una base de operaciones para grupos terroristas. La cuestión a la que se enfrenta Washington ahora es decidir si Karzai es un factor esencial para conseguir su objetivo.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Karzai es un hombre de paja del imperialismo, sirve para una etapa y es un obstáculo para la siguiente. EEUU está empantanado en Afganistan y arrastra a los demás países. En Afganistan brilla la democracia por su ausencia, no ha mejorado nada de nadaNa de na

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra