Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
ARTE

Bacon regresa al Prado en su centenario

Los Príncipes inaugurarán el lunes la que es la primera gran retrospectiva del artista tras su muerte

Actualizada Sábado, 31 de enero de 2009 - 04:00 h.
  • DPA. MADRID

El Museo del Prado fue para Francis Bacon (1909-1992) una gran fuente de inspiración, en un Madrid al que le unió una relación tan intensa que incluso su muerte lo sorprendió en la capital española.

En el año de su centenario, el artista británico regresa a la pinacoteca madrileña protagonizando la primera gran retrospectiva sobre él después de su muerte.

Se trata de "un fascinante recorrido de la historia del pintor en su centenario", aseguró ayer el director del Prado, Miguel Zugaza, en la presentación de la exposición, que abrirá sus puertas del 3 de febrero al 19 de abril. "Revive sus experiencias personales y las del mundo".

La muestra está coorganizada por la pinacoteca española, la Tate Gallery de Londres y el Metropolitan Museum de Nueva York. Ya ha pasado por la capital británica y después de Madrid llegará a la ciudad estadounidense.

78 obras de un autor complejo

Abarca desde sus años más tempranos (1946-1949) hasta los finales de su vida y reúne 78 obras del artista que muchos consideran el mayor pintor moderno de Gran Bretaña, en un momento en el que existe un replanteamiento radical de su importancia para el siglo XXI.

Inclasificable, complejo e individual en su trabajo, sus obras, algunas muy difíciles de conseguir al estar en manos privadas, se estructuran en el Prado bajo denominaciones que apuntan directamente a obsesiones del pintor: Animalidad, Aprensiones, Crucifixión, Crisis, Retrato y Epica muestran el paso del tiempo, la muerte, la fragilidad, la violencia, el sexo...

Y es que, Bacon "es el artista del horror, de la violencia, de después de las guerras", pero también es "el de la fragilidad del paso del tiempo, el de la muerte, la nostalgia, la poesía...", manifestó ayer Manuela Mena, jefa de Conservación de Pintura del Siglo XVIII del Prado, que ha comisariado la exposición de Bacon junto a Chris Stephens y Matthew Gale (Tate) y Gary Tinterow y Anne L. Strauus (Metropolitan).

Trípticos inmensos

Entre las pinturas que exhibe en el Prado se encuentran dieciséis de sus -casi siempre inmensos- trípticos más importantes, entre ellos los de la Crucifixióny los de homenaje a George Dyer. Y también uno de los lienzos más importantes que revelan su interés por Velázquez, el Estudio del retrato del Papa Inocencio X. Pero también hay un espacio dedicado a su archivo y es en éste en el que cobra especial importancia su fotografía.

La intención del museo, que está dedicado al periodo que va del siglo XVI al XIX, ha sido la de establecer "una prolongación de la obra del Prado, de Velázquez y de Goya", con la muestra sobre el británico del siglo XX, explicó Zugaza.

Y la disposición de la exposición pretende "hacer que las obras hablen unas con otras", dijo Mena. "En la cercanía de las obras, en el combate director, es en el que gana muchísimo Bacon", aseguró.

"La posibilidad de ver a Bacon en el museo que él tanto amaba, al que dedicó tantas horas de su vida, es muy emocionante", sentenció el comisario Chris Stephens, de la Tate.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Un visitante pasa por delante del tríptico de 1991, que incluye un autorretrato, una de las obras más valoradas de las que se exponen. AFP

Una de las obras que conforman otro de los trípticos que se enseñan en el Prado. REUTERS


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra