Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
JAVIER MARÍA PEJENAUTE

Enero de eventos atmosféricos extremos

Actualizada Jueves, 29 de enero de 2009 - 04:00 h.
  • JAVIER M. PEJENAUTE GOÑI ES CLIMATÓLOGO

E STE enero que está a punto de terminar pasará a la historia de la meteorología navarra por la variedad de tipos de tiempo invernales adversos, difíciles de ver, todos juntos, en las series históricas. Parece que todos los meteoros invernales se han puesto de acuerdo en hacer acto de presencia en este mes, uno detrás de otro, a un ritmo vertiginoso, sin ninguna tregua para recuperarnos.

Jornadas de niebla intensa con vuelos desviados; escarchas matinales y estanques helados; días de nieve, repartidas a lo largo del mes por parte del territorio; ola de frío siberiana; temporal de viento fortísimo en la madrugada del viernes al sábado; lluvias fuertes, pero bien repartidas en varios días; pantanos a rebosar; e inundaciones en algunas comarcas. Y todo esto con un poso de ambiente frío, que convierte a este mes en uno de los más crudos.

No se habrán batido seguramente marcas en este mes. Eso importa poco. Nieblas ha habido bastante más intensas y de más días de duración. Se pueden encontrar muchísimas nevadas más fuertes con un espesor de la capa de nieve considerable. Las precipitaciones en enero son normales y abundantes en la mitad Norte de Navarra. Y desgraciadamente, las efemérides están llenas de eneros con imponentes crecidas de los ríos. La originalidad reside en que se han dado a la vez, todos estos eventos atmosféricos extremos.

La dinámica atmosférica explica las características del tiempo en este mes. Las bajas presiones de Islandia siguen trayectorias más meridionales, alcanzan Navarra con facilidad, y atraen masas de aire frías, lluviosas o secas, según el grado de inestabilidad. Por otra parte, el anticiclón de las Azores, responsable del tiempo seco y soleado, se retira a latitudes más lejanas, y apenas si afecta a Navarra.

Se suelen dar tres eneros diferentes. El enero normal se caracteriza por la alternancia de días lluviosos, originados por el paso de los temporales atlánticos, y jornadas secas, dominadas por los anticiclones polares, muy poderosos en esta época del año. O sea, tiene un poco de todo: días lluviosos en las zonas llanas y nevadas en las montañas; y jornadas de tiempo anticiclónico seco, unas veces con nieblas matinales, otras con escarchas, acompañadas, a veces, del molesto, pero sano, viento cierzo.

El enero seco es debido a la presencia machacona de un anticiclón de bloqueo que se suele situar en posiciones cercanas al mar del Norte, e impide la entrada de las borrascas atlánticas; entonces, la mayor parte del mes no registra lluvias, abundan las escarchas y las nieblas, y si hay cierzo, el ambiente no resulta agradable. Finalmente el enero lluvioso se caracteriza por el paso continuado de los temporales atlánticos que dan lluvia y nieve. El de este año se parece a este último, pero en el más alto grado.

Ha impactado mucho el temporal intenso de viento de los pasados días, originado por una borrasca profunda que ha atravesado el golfo de Vizcaya con gran rapidez. Hacía tiempo que no veía tanta diferencia de presión o tantas isobaras desde el Norte al Sur de la Península. Conviene recordar que Navarra por su configuración orográfica es un auténtico canal de viento por el quebrado relieve, salpicado de valles, desfiladeros, pasillos y corredores, que favorece su intensidad. Fue viento como de bochorno: ruidoso, que silba, golpea puertas y ventanas con ráfagas repentinas; que se mete por las rendijas; que, a veces, te coge por sorpresa y te dobla el paraguas; y que agita fuertemente las ramas de los árboles y las arranca. A diferencia del cierzo, no sopla fijamente de un componente, sino de todas las direcciones y a veces te sorprende con rachas muy fuertes.

Ha llovido mucho, sobre todo en los últimos días, debido a la presencia de borrascas profundas. Pero hemos tenido suerte, pues estas lluvias se han prolongado durante la mayor parte del día, y, además, el deshielo ha sido poco pronunciado, por lo que las avenidas no han sido fuertes.

Enero es un mes que trae infinidad de recuerdos relacionados con el tiempo. El 6 de enero de 1755, día de Reyes, el Ebro estaba helado en Tudela y sólo pasaba agua por uno de los ojos del antiguo puente de la ciudad. En enero de 1914 se dio una de las nevadas más fuertes; en el Carrascal tres trenes permanecían detenidos y en la Montaña se organizaban batidas contra lobos y jabalís. En 1918, en plena ola de frío se registraron veintidós grados bajo cero en Pamplona; el río Arga estaba helado y las gentes lanzaban piedras que no rompían la capa de hielo. El 31 de enero de 1954 los empleados de Osasuna intentaban retirar la nieve del campo y esparcían carbonilla en las gradas para que pudieran acomodarse los espectadores; a la hora del partido, el periodista decía que no caía nieve, sino hielo. Durante la ola de frío de enero de 1971 los chavales patinaban en el río Arga a la altura de San Pedro, como si fuera una pista de hielo.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra