Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
WATERPOLO

Once años para volver a la Copa

Mikel Artola, Iñaki Zabalza, Óscar Rebolé, Unai Castells, Javi Zabalza, Miguel Ángel Elizari y Félix Jáuregui son "supervivientes" de aquel equipo que logró jugar por primera vez la Copa en 1998

Actualizada Jueves, 29 de enero de 2009 - 04:00 h.
  • SANTIAGO ZUZA . PAMPLONA

Han tenido que pasar once años para que un equipo de waterpolo navarro juegue una Copa del Rey, algo que ocurrirá mañana. El 13 de junio de 1998 el Larraina lograba meterse en la Copa, aunque entonces entraban todos los equipos de A1 (División de Honor) y los cuatro primeros de A2 (Primera División). Ahora el sistema es diferente y sólo se clasifican los ocho mejores de la máxima categoría.

Entre ellos está el Waterpolo Navarra, en el que todavía quedan jugadores de aquella época. Iñaki Zabalza, Javier Zabalza, Mikel Artola, Mikel Esparza y Unai Castells. Miguel Ángel Elizari era el entrenador de aquel equipo, en el que también estaban en actual segundo técnico del WP Navarra, Félix Jáuregui, y el delegado, Óscar Rebolé. "Recuerdo el día que conseguimos ganar al Júpiter y meternos en la Copa, que fue uno de nuestros mayores éxitos. Que nos tocase el Canoe fue un orgullo. En aquella época era una utopía poder ir a esa piscina", dice Rebolé

Recuerdos lejanos

"Los recuerdos son lejanos. Fue un premio para todos porque creo que nos enfrentamos al mejor Canoe de todos los tiempos. Era gente campeona de Copa y de Liga e internacionales. En casa perdimos 9-15 en un buen partido porque pensábamos que nos iban a meter una paliza y en el de vuelta perdimos (13-9)", recuerda Elizari, que entonces ocupaba el banquillo navarro.

A sus órdenes estaban cuatro de los jugadores más carismáticos de la actual plantilla: los hermanos Zabalza, Castells y Mikel Artola.

"Entonces era todo muy diferente", recuerda Javi Zabalza. "Éramos más críos y el waterpolo era muy diferente. Es más seria la Copa de ahora que la de once años. Además nos tocó el Canoe, que era algo imposible y lo veíamos como un premio. Ahora también es un premio pero con posibilidades de hacer algo. Ésa es la diferencia", explica. "El 90% del equipo sigue siendo de la cantera y el ambiente es parecido porque siempre hemos mantenido una amistad y una confianza entre todos", asegura el pamplonés.

Su hermano Iñaki también guarda buenos recuerdos de aquel año 98. "Creo que tenía unos 22 años y era un chaval. Fue un premio bonito a una gran temporada que hicimos. Aquello nos sirvió para aprender", confiesa.

En estos once años el equipo ha vivido multitud de episodios, algunos de ellos muy buenos, y otros muy malos. De hecho, hace poco tiempo el equipo tuvo que refundarse para evitar su desaparición. "A mí también me ha venido al recuerdo los malos momentos. Un montón de complicaciones que parece mentira que ahora estemos entre los ocho mejores equipos de España. Eso te hace disfrutar más", explica Castells.

"Yo tenía 17 o 18 años en aquella época. Era un poco diferente a ahora. Aquello fue un premio. Jugamos contra jugadores que nunca pensábamos que íbamos a jugar. Ahora jugamos todos los días con jugadores de ese nivel y les plantamos cara", dice Mikel Artola. "Ahora sí que soy un poco más consciente de lo que hemos conseguido. Cuando tenía 17 años esto me parecía un sueño y ahora ves que todo lo que has luchado ha tenido su recompensa", explica.

Para Félix Jáuregui, uno de los nombres propios del waterpolo navarro, lo de este año tiene más mérito que entonces. "Creo que la de este año es una Copa que ha costado más conseguirla que la de hace años. El equipo de ahora es infinitamente mejor que el nuestro. Tiene muchísimo más nivel en todo. Es un gran bloque con alguna pequeña individualidad, muy importante, pero en el que todos forman una piña", confiesa.

Mañana, a las 19 horas, el waterpolo navarro escribirá una de las páginas más brillantes de su historia, un hito que quedará siempre asociado al nombre de Manel Silvestre.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

De izquierda a derecha, Mikel Artola, Iñaki Zabalza, Óscar Rebolé, Unai Castells, Javi Zabalza, Miguel Ángel Elizari y Félix Jáuregui. SESMA


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • una pena vuelvan a expulsaros de larraina por hacer deporte como sabeis. ayuntamiento y gobierno de navarra no pueden tomar medidas con este tipo de clubs?stop
  • Mañana día 30 de enero será el día que el waterpolo navarro haga historia disputando los cuartos de final de la copa del rey.....pero también será el día en que él y sus técnicos vuelvan a ser expulsados del Club Larraina. Un club anclado en la Edad Media.socio larraina

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra