Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

El vicealcalde de Madrid lleva a la Fiscalía el caso de su presunto espionaje

Lamentó que personas ajenas a los Cuerpos de Seguridad del Estado sigan a un cargo como él

Actualizada Miércoles, 21 de enero de 2009 - 12:20 h.
  • AGENCIAS. Madrid

El vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, presentará hoy mismo un escrito ante la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) informando oficialmente de los supuestos seguimientos a los que fue sometido el pasado mes de abril, de los que informa El País, y pidiendo que se "depuren hasta las últimas responsabilidades" sobre quién los encargó y con qué objetivo.

"He dado instrucciones a la directora de los Servicios Jurídicos del Ayuntamiento de Madrid para que prepare, espero que esta misma mañana, un escrito para presentar a la Fiscalía del TSJM poniendo en conocimiento de manera oficial estos seguimientos e informes sobre mi persona que, entiendo según se desprende de la información de El País, han sido realizados por personas no pertenecientes en este momento a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ni dependiendo de una actuación que algún órgano del Poder Judicial haya ordenado, sino que se han realizado de forma totalmente ilegal", explicó Cobo en una rueda de prensa convocada en el Palacio de Telecomunicaciones.

En concreto, la 'mano derecha' de Alberto Ruiz-Gallardón desea saber "quiénes han realizado los seguimientos, si tienen una retribución pública, si quien les paga tiene competencias para ordenar ese tipo de seguimientos a cualquier persona, quién o quiénes lo han ordenado, a quién o quiénes se entregaban los informes, con qué fines, para qué labor, qué se quería saber y para qué se quieren usar los datos que se puedan obtener".

"Todo tiene que quedar absolutamente esclarecido, porque considero muy grave que, estando en un Estado de Derecho, podamos encontrarnos en una situación parecida a los países en los que la justicia, el Poder Judicial, no es el que puede dirigir este tipo de seguimientos e investigaciones. Espero que se aclaren hasta las últimas consecuencias tanto en el ámbito judicial como en la responsabilidad de cualquier persona en cualquier cargo público sobre este seguimiento y sobre cualquier otro", exigió Cobo.

Sin sospechoso

Así, el Consistorio espera que la Fiscalía informe sobre esta situación "independientemente de las explicaciones que el propio consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, pueda dar en la Asamblea de Madrid o que se puedan dar desde la Comunidad de Madrid". En cualquier caso, Cobo aseguró no tener ninguna sospecha sobre que ni el consejero Granados ni la presidenta autonómica, Esperanza Aguirre, estén detrás de este "espionaje parapolicial". "No sé quién está detrás del seguimiento", reiteró en varias ocasiones.

Así, negó que el asunto esté vinculado de ninguna manera con la batalla abierta en el seno de Caja Madrid por el proceso de renovación de los órganos de Dirección contra la Comunidad de Madrid. "No creo que tenga nada que ver con Caja Madrid porque los seguimientos fueron en abril y los de González, en agosto, y no parece que eso tenga ninguna relación, parece obvio. Además, me da igual, nos debería dar igual a todos, porque con independencia de que en este momento haya situaciones, para nada disminuye la gravedad de los hechos", zanjó.

Además, consideró "absolutamente imposible" que la información sobre su agenda en la que se basaron los seguimientos, y que "coincide" con lo que hizo los días de abril citados por el periódico, proceda de alguien del Ayuntamiento. "Es absolutamente imposible porque esa información no la tiene el Ayuntamiento, no se elaboran en ningún caso informes de ese tipo y mucho menos sobre el vicepresidente de la Comunidad, Ignacio González", que según El País también ha sido víctima de este tipo de seguimientos.

"Se tiene que aclarar este asunto, la Fiscalía y Administración de Justicia tienen que intervenir porque, con independencia del fondo del asunto y de a quién se le haga, si (los espías) son personas que reciben una cantidad de dinero público, no pueden dedicarse a actuaciones que no son respaldadas por las competencias de esos cargos. Sólo con eso, en mi opinión, ya se está cometiendo un delito y por tanto debe ser investigado", insistió el popular, que subrayó además que la jerga utilizada en los informes revelados por el diario "coincide exactamente con las palabras que se usan en ámbitos policiales, según la Policía Municipal" de Madrid.

En la misma línea, subrayó que este asunto es "inadmisible" no sólo sobre su persona como vicealcalde de Madrid o sobre la de Ignacio González como vicepresidente del Ejecutivo autonómico, sino sobre "cualquier persona de cualquier profesión". "Los seguimientos realizados por equipos parapoliciales son absolutamente ilegales, sea a quien sea a quien se le realicen, y me solidarizo absolutamente con González", apostilló.

Respaldo popular

Por otra parte, Cobo informó de que esta misma mañana ha hablado con diferentes dirigentes y compañeros del Partido Popular como su presidente, Mariano Rajoy; la portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Soraya Sáez de Santamaría; el vicesecretario Territorial, Javier Arenas; la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre; el propio consejero Granados y "mucha otra gente", aunque eludió revelar el contenido de esas conversaciones ya que "cada uno tiene que hacer sus manifestaciones públicamente".

Además, aseguró que no tiene necesidad de sentirse "respaldado" por su partido, ya que este hecho da motivos para "solidarizarse y escandalizarse", y subrayó que todos sus compañeros de filas le han manifestado que "es inadmisible que en un Estado de Derecho" ocurra algo así. "Esto no puede ser, no puede haber impunidad para estas cosas", reclamó, llegando incluso a poner como ejemplo al partido nacional-socialista alemán de Hitler en los años 30 como una conducta ilegal que no se puede tolerar si no se quiere tender a algo peor.

Sin embargo, el vicealcalde aseguró no haber tenido ningún contacto con responsables del Ministerio del Interior, de quien depende la inteligencia y la seguridad, aunque indicó que tampoco sabe si estaban en la obligación de comunicarse con él. Con respecto a esto, se mostró convencido de que "todo el mundo colaborará" en la investigación "porque nadie desea que esto esté pasando en Madrid".

Por último, avanzó que Gallardón y él se han puesto en contacto con el delegado de Seguridad del Ayuntamiento, Pedro Calvo, para que "extreme las cautelas de vigilancia ante lo que puedan haber notado en los últimos tiempos porque, por desgracia y con lo que se vive en este país (en referencia al terrorismo), hay que tener un escolta policial y, en algún momento, se producen actuaciones extrañas y turbias que pueden dar lugar a incidentes muy graves", como por ejemplo, "choques de fuerzas y cuerpos que no estaban suficientemente coordinados".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra