Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

La fuerza del atuendo

Actualizada Lunes, 19 de enero de 2009 - 04:00 h.
  • CARMEN PLANELLES . EFE.MADRID

CARME Chacón con esmoquin en la Pascua Militar, o el look de Esperanza Aguirre a su regreso a España tras el atentado de Bombay, la chompa de Evo Morales o los calcetines con "tomates" del presidente del Banco Mundial, Paul Wolfowitz, son imágenes que hablan por sí solas. De forma intencionada o no.

Han pasado tres décadas y aún permanecen en nuestra retina, y los expertos en comunicación política lo siguen recordando, los trajes de pana de Felipe González, más tarde la famosa chupa de cuero de Trinidad Jiménez y, recientemente, el impacto del "No a la guerra" en miles de solapas.

Hace tan sólo unos días, el 6 de enero, el atuendo elegido por la ministra de Defensa para la Pascua Militar no ha dejado indiferente a nadie. Hay quienes piensan que se saltó el protocolo al utilizar un esmoquin en lugar del traje largo, y otros que, por el contrario, creen que dio una imagen de sobriedad y modernidad.

¿Son conscientes los personajes públicos de la fuerza del atuendo? El historiador Francisco de Sousa Congosto, autor del libro Introducción a la Historia de la Indumentaria en España, sitúa en el Renacimiento los primeros signos claros de comunicación a través de la vestimenta.

"Un símbolo distintivo del poder político en el siglo XVI fue la elección del color negro para transmitir la austeridad, seriedad y rigor asociados con el reinado de Felipe II", explica Francisco de Sousa.

Valores que también se reflejaron en la evolución de los cuellos, de la complicación de las lechuguillas a principios del siglo XVII a la sencillez de las golillas (paños de seda, batista o lienzo), que se prodigaron años más tarde, hasta principios del XVIII.

Fascinación por Obama

Los expertos en Comunicación Política coinciden en que la imagen no verbal y el mensaje forman parte de un todo: la imagen. Dos componentes inseparables porque un personaje público no puede vivir sólo de apariencia o de gestos, ni de discursos.

"Disociar lo que se dice de cómo se dice sería como separar el hidrógeno del oxígeno y pretender que siga habiendo agua", explica Luis Arroyo, presidente de Asesores de Comunicación Pública y coautor del libro Los cien errores de la comunicación.

"Asistimos", agrega, "a la fascinación por Obama. Su campaña para alcanzar la presidencia de EEUU ha sido impecable en cuanto a la comunicación. Se le ve guapo y elegante... pero detrás de un porte estupendo hay un material increíble. No hay más que leer el libro que escribió hace seis años sobre su padre".

De la pana a la "chompa"

Jorge Rábago, director de Telegenia del Partido Popular, asegura que "la vestimenta es un refuerzo iconográfico de aquello que pretendes transmitir, pero si el atuendo, el lenguaje no verbal, no se ajusta al discurso, se provoca un rechazo en el auditorio, una disonancia".

La gira mundial que Evo Morales hizo con su chompa, jersey clásico boliviano, tras ser elegido presidente de su país, llevaba un mensaje en sí mismo: "soy uno de vosotros", explica Rábago.

También recuerda el traje de pana de Felipe González. "En aquellos años era un atuendo recio, duradero, campechano... y González lo utilizó para reforzar ese mensaje. ¡Aunque se lo quitó pronto!", afirma.

Banqueros, financieros y empresarios siguen al pie de la letra las técnicas de comunicación en cuanto a la vestimenta porque el aspecto físico, tal y como explica Remedios Torrijos, profesora de Comportamientos Organizacionales del Instituto de Empresa (IE), "es el primer mensaje, el que llega los primeros veinte segundos de comparecencia".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra