Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FÚTBOL

Ramón Calderón dice que no ha hecho nada y que no dimite

El presidente no piensa dimitir, rechaza convocar elecciones durante la temporada y "luchará" por repetir la asamblea

Actualizada Jueves, 15 de enero de 2009 - 04:00 h.
  • COLPISA. MADRID

Ramón Calderón zanjó ayer con el despido de dos de sus colaboradores, el empleado Mariano Rodríguez Barrutel "Nanín" y el director del área social, Luis Bárcenas, el escándalo provocado por la presencia en la pasada Asamblea de varias personas no autorizadas, que ejercieron su derecho al voto como si fueran socios compromisarios y aprobaron las cuentas y el presupuesto presentados por el club blanco.

El máximo dirigente del Real Madrid rechazó cualquier posibilidad de dimitir, ya que a su juicio sería "cobardía", juró por su honor que ni él ni nadie de su equipo de gobierno conocía la presencia de los "infiltrados", y aseguró que ahora no es momento para convocar elecciones anticipadas porque iría en perjuicio de la marcha deportiva del equipo. Sin embargo, no descarta celebrar los comicios al término de la presente temporada. "No tengo interés de perpetuarme en el cargo", remarcó.

Más de una hora

Calderón compareció ante los medios en un acto "desagradable", según sus propias palabras. Estuvo cerca de 70 minutos al pie del estrado. Y para que no faltara el elemento teatral, toda su junta directiva se situó detrás de él, aguantando a duras penas el discurso del presidente y el largo turno de preguntas y respuestas. "No hemos hecho nada. Estamos aquí como víctimas. Nosotros no sabíamos nada de lo ocurrido", dijo con una mirada casi melancólica.

El presidente merengue eludió cualquier responsabilidad acerca de la participación ilegítima de al menos una decena de personas en una Asamblea caótica. Según desveló Marca, no eran compromisarios y algunos ni siquiera socios. El caso más llamativo es el de un tal Enrique Hours, abonado del Atlético de Madrid. Tras jurar una y otra vez que ni él, ni nadie de la directiva participó directa o indirectamente en la presencia de esas personas en la Asamblea, Calderón negó mantener relación alguna con esos individuos y se definió como una víctima del escándalo.

Balones fuera

Después de una primera exposición, aceptó durante más de una hora la lluvia de preguntas que, en su gran mayoría, versaron sobre si se había planteado la dimisión como máximo responsable. Descartó de antemano esa opción porque "sólo lo hacen los cobardes y los que se sienten culpables" y, como es lógico, él no se siente ninguna de las dos cosas. Fue el argumento que una y otra vez esgrimió para justificar su permanencia en el cargo.

Por otro lado, expuso que convocar elecciones anticipadas sería lo más "cómodo" pero, bajo su prisma, lo menos beneficioso para el área deportiva, "la más importante para la entidad y la afición".

Sostiene Calderón que si ahora se abriese un proceso electoral, los candidatos comenzarían un baile de altas y bajas que desestabilizarían a la plantilla. "Debemos apelar al aspecto deportivo como elemento de unidad", enfatizó.

El máximo dirigente se mostró partidario de repetir la Asamblea para limpiar la imagen de club. "Creo que sería lo mejor. Lo digo como socio y presidente, independientemente de que el número de infiltrados no alteraría el resultado de la votación". Una declaración de intenciones que se produce horas antes de que los opositores impugnen el cónclave.

Terminó la intervención apelando a su honestidad y en tono desafiante. "Reto a cualquiera a que demuestre que me he quedado con dinero de este club. Esta no es mi verdad, sino la verdad". Su último llamamiento fue hacia la "unidad" para intentar sacar adelante su debilitado proyecto, víctima de numerosas acusaciones de corrupción.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra