Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

María Bayo y Robert Lepage llevan una ópera de Stravinski al Teatro Real

Es la primera vez que Lepage, uno de los más reputados directores de escena, se pone al frente de una ópera en España

Actualizada Sábado, 10 de enero de 2009 - 04:00 h.
  • MIGUEL LORENCI . COLPISA. MADRID. .

El canadiense Robert Lepage, uno de los más grandes directores de escena actuales, disfruta como un crío cada vez que le encargan una ópera. Le satisface, y mucho, que el Teatro Real pensara en él para el montaje de The rake"s progress (La carrera del libertino), la ópera de Igor Stravinski con la que el maestro ruso rindió homenaje al género operístico. Muy poco representada en España, el Real la rescata a partir del domingo dentro del ciclo mixto que dedica a Stravinski.

La dirección musical está a cargo del británico Christopher Hogwood, que también debuta en el Real. Los papeles protagonistas son para la navarra María Bayo, Toby Spence y Johan Reuter. Es una coproducción del Real con el teatro de la Moneda de Bruselas, la Ópera de Lyon, la de San Francisco y el Covent Garden de Londres.

Lepage ha recurrido al cine de los años 50 y a los albores de la televisión para su primer montaje operístico en España y el cuarto de su carrera. "Mi cultura está en la televisión, un medio que estaba naciendo cuando Stravisnki escribió esta ópera y que fascinó al compositor. Tanto, que pensó que la televisión cambiaría el mundo y se planteó incluso hacer la primera ópera para este medio", explicó el afamado director de escena. En un montaje "sencillo" Lepage sitúa la acción en un plató cinematográfico a mediados del siglo XX sobre cuyo fondo se proyectan imágenes de un fuerte poder visual realizadas por Boris Firquet.

Diabólica

El diablo, que asume la forma de un hombre perverso y manipulador, es el verdadero protagonista de esta ópera. Parte de una serie de ocho grabados del pintor inglés del XVIII William Hogarth en los que se narra la vertiginosa caída en el abismo de Tom Rakewell, un ingenuo muchacho de pueblo devenido en libertino que perderá su fortuna, la razón y la vida en una carrera autodesructiva que conduce Nick Shadow, un trasunto del diablo. Rakewell salvará el alma gracias al amor de su vida, Anne Trulove, el papel que encarna María Bayo. El poeta W.H Auden escribió el libreto auxiliado por Chester Kalmann.

"Tanto Stravinski como yo nos sentimos fascinados por el diablo", admite Lepage, para quien "la ópera tiene unas leyes distintas a las del teatro". "En el teatro, donde trabajo con enorme libertad, me centro en el espacio y el personaje, mientras que en la ópera lo fundamental es el tiempo que está en la partitura. La música es la reencarnación del tiempo, está llena de ideas que te conducen, de modo que es un verdadero regalo para un director de escena" se felicita Lepage. "Aprendo mucho de teatro cuando hago ópera; la ópera es un suerte de híper-teatro que reúne todo lo que le falta al teatro".

Stravisnki se puso a prueba con una partitura muy singular en la que, adoptando como modelo la ópera del siglo XVIII, alterna las evocaciones de Purcell, Händel o Mozart con un salto a los orígenes del género para arrancar con una cita al Orfeo de Monteverdi, la primera ópera de la historia. "Fue una ópera más que controvertida que se criticó como un paso atrás en la carrera de un Stravisnki que ya había escrito La Consagración de la Primaveray Petruska, cuando lo cierto es que pone en juego su enorme bagaje musical para rendir un homenaje a la historia de la ópera", aseguró Antonio Moral, director musical del Real.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra