Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
DEPORTES

La guerra israelí llega al deporte

La ofensiva militar emprendida en la Franja de Gaza ha provocado incidentes en el baloncesto, fútbol o el tenis

Actualizada Jueves, 8 de enero de 2009 - 04:00 h.
  • DPA . NETANYA/ISRAEL

El conflicto arabe-israelí que estos días se está viviendo en la Franja de Gaza ha extendido sus tentáculos hasta el mundo del deporte. Y en todas sus vertientes, empezando por el fútbol. Allí, el entrenador del Maccabi Netanya israelí, el alemán Lothar Matthaus, se mantiene relativamente sereno, a pesar de la escalada de violencia en la franja de Gaza.

A pesar del sangriento conflicto, que desde hace días se mantiene con una dureza constante, Matthaus no ve ningún motivo para grandes preocupaciones.

"La situación no es agradable, pero en el extranjero se tiene una idea un poco equivocada", dijo durante una conversación mantenida ayer con la agencia dpa el ex jugador alemán. Dado que la guerra afecta a Gaza, en Israel la vida transcurre igual que antes, señaló.

Mientras Matthaus no ve motivo alguno para "el alarmismo que afecta a todo Israel", la situación entre alguno de sus jugadores es diferente. Hay hasta siete futbolistas que compatibilizan su trabajo en el campo con su instrucción obligatoria en el ejército, de manera que podrían ser llamados a filas en cualquier momento. "Hay que entender que no tengan la cabeza despejada", dijo el técnico. Algunos de sus futbolista tienen que "esperar diariamente a una posible llamada que les obligue a ir a la guerra".

Matthaus se preocupa cuando ve las imágenes en televisión o en los periódicos. El entrenador de 47 años admite que no cierra los ojos y espera que el conflicto se termine "rápidamente". La Federación Israelí de Fútbol ha reaccionado ante la guerra y suspendió ya todos los partidos del próximo fin de semana. Un portavoz de la IFA dijo que estaría mal jugar al fútbol mientras ciudadanos del sur del país viven bajo una lluvia de misiles. El ex futbolista ha tenido que ir acostumbrándose desde su llegada en junio a Netanya a la peculiar situación de Israel.

"Conozco Israel desde hace ocho meses, he tenido que ajustar mis métodos de entrenamiento a los días festivos religiosos. A menudo tuve que prescindir de algunos jugadores porque a las diez de la mañana tenían que ir con el ejército. En este caso hay que ser un poco flexible".

Pero el conflicto va más allá del fútbol. Los atletas israelías en el extranjero se encuentran bajo fuerte presión popular. A la tenista Shahar Peer le pidieron que abandonara el torneo de Auckland. Un grupo de protesta neozelandés exigió a la deportista de 21 años que abandonara. La tenista reaccionó con incomprensión ante las protestas. "Yo no tengo nada que ver con todo esto. Yo vine aquí para jugar al tenis".

Incidentes en la Euroliga

Un agresivo acoso vivieron el martes por la noche los jugadores de baloncesto del Bnei Hasharon, que se enfrentaban en competición europea al combinado turco del Turk Telekom.

Los espectadores turcos que llenaban las gradas del Ataturk Arena en Ankara protestaron contra la ofensiva militar de Israel en la Franja de Gaza. Los jugadores se retiraron al vestuario antes del comienzo del partido por miedo a disturbios. El partido fue suspendido. A la vez, un grupo islamista incendió una bandera israelí ante el pabellón.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra