Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CERTAMEN DE SAN ADRIÁN>MÚSICA SANTI ECHEVERRÍA

The Cherry Boppers se imponen en San Adrián

El grupo navarro fue seleccionado entre las diez mejores demos del año 2007 por la revista Mondosonoro/euskadi y se proclamó ganador del concurso Demostrack 2008. En San Adrián, estuvo a la altura de lo que se esperaba.

Actualizada Miércoles, 7 de enero de 2009 - 04:00 h.
  • SANTI ECHEVERRÍA . SAN ADRIÁN .

D El ganador del 14 Certamen Villa de San Adrián (2009) fue el grupo The Cherry Boopers (de Bilbao). Se lleva 4800 euros de premio. Asimismo el jurado popular -compuesto por representantes de varias cuadrillas de jóvenes de la villa asiduas del certamen- decidió otorgar el premio del público dotado con 900 euros en equipamiento a Radio K.O.N.T.R.A.

El ganador del 14 Certamen Villa de San Adrián (2009) fue el grupo The Cherry Boopers (de Bilbao). Se lleva 4800 euros de premio. Asimismo el jurado popular -compuesto por representantes de varias cuadrillas de jóvenes de la villa asiduas del certamen- decidió otorgar el premio del público dotado con 900 euros en equipamiento a Radio K.O.N.T.R.A. (de Madrid), grupo que percibirá otros 900 cuando sea invitado para tocar en las fiestas de la juventud de la Villa en el mes de julio o en otra fecha a determinar.

Una vez más en el certamen de la villa navarra las diez formaciones han deparado una reñida participación en esta edición record que ha mantenido los cambios con la reunificación del pop y el rock en una sola categoría y la apertura a otro tipo de músicas. Han dejado también excelente sabor formaciones que estaban entre los favoritos tanto del jurado como del jurado popular como Sons of Rock (de Madrid), y las formaciones navarras Isusko & Sbrv y Arima Sutan. También han realizado un gran papel propuestas como la del rock de Los Rotos (de Barcelona) o los sonidos personales de Ayala (también de Barcelona) y el power pop de Amor de Tokyo de Pamplona.

En esta edición que ya se puede calificar como de exitosa con una asistencia de público de mas de 2300 personas en los cinco días, se inscribieron en un principio un total de 571 grupos de prácticamente todas las comunidades españolas. En ese sentido el certamen ha batido su propio record, además de haberse inscrito casi 200 grupos mas que en la edición anterior.

El certamen se ha celebrado durante los días 1 al 5 de enero en la sala Luyber, un local que permite albergar hasta un total de unas 1.100 personas y que para esta 14 edición ha apuntalado una serie de reformas que mejoraron su espacio sobretodo la ampliación del escenario que se ha sumado a otras realizadas en años anteriores como la mejora de la zona de carga y descarga, los camerinos y las zonas propias utilizadas por los jóvenes de la Asociación Juvenil del Tajador que son los organizadores.

Quizá una de las cuestiones más importantes a reseñar es la de la fidelidad del público del certamen que realmente solo se "rajó" el primer día en la tradicional resaca del día 1. Ha sido otro año en el que se han vendido un gran número de abonos para los cinco días -alrededor de 200- lo que ha asegurado la fidelidad de asistencia y se ha convertido en un hábito que respalda y consolida completamente al certamen. Después de catorce ediciones celebradas puede decirse que ya han participado grupos prácticamente de todos los rincones de España y también algunos de otros países en un certamen que con la participación de este año puede considerarse entre los cinco primeros de todo el estado.

En el capítulo técnico hay que mencionar la gran labor profesional de los técnicos de la empresa que regenta Toto Munilla y la calidad del material técnico desplegado, con un gran rendimiento del equilibrado equipo de sonido Black Sound Evolution fabricado por la empresa navarra Musical Tomás.

El certamen vive y respira dos grandes cualidades. La madurez y consolidación después de sus catorce ediciones en los que ha encontrado un sitio, una dimensión y un formato de apuesta total por la música de amplio espectro, la música popular de verdad, y por otro vive la sabia nueva que aporta la nueva juventud de los que se suman a la Asociación Juvenil el tajador año tras año.

La última jornada

En la quinta jornada del 14 Certamen Villa de San Adrián celebrada el lunes 5 a partir de las 23 horas en la sala Luyber de San Adrián actuaron a concurso los grupos Amor de Tokyo (de Pamplona) y Ayala (de Barcelona) y como grupo invitado actuó Lori Meyers, uno de los actuales bastiones del pop independiente español.

Primeramente salió al escenario la formación navarra Amor de Tokyo. La banda liderada por Roberto Urzaiz, acompañado en esta ocasión por Adriana Olmedo, Iván Guzmán, Edi y Quico Ortega trató de transmitir su power pop por un lado delicado y por otro vibrante que bebe influencias de grupos como Deluxe y toda una tradición de las escuelas de Liverpool y Manchester. Su propuestas musical fue muy cuidada pero le faltó conexión con el público

Lori Meyers

Les dio el relevo la formación Ayala (Barcelona 2006) conformado por Roger López Ayala en la voz y guitarras, Raúl del Moral en las guitarras eléctricas, J.J.Caro en los teclados, piano y sintetizadores, Ferrán Aguilló en el bajo y Didac Fernández en la batería. En su personal estilo cuentan sobremanera influencias que van desde bandas como Wilco a Jonah Smith pasando por John Mayer o Jorge Drexler. A pear de su propuesta aparentemente tranquila el público se divierto tremendamente, bailó y hasta cantó alguno de los temas.

Finalmente la sala hervía en ganas de ver a Lori Meyers y el grupo presentó en San Adrián los temas de su tercer disco Cronoláneacon una potente puesta en escena sustentada en tres guitarras, bajo y dos baterías. El cuarteto granadino (sexteto en directo) formado por "Noni" Antonio López, en la voz y guitarra, Alejandro Méndez, en los coros y guitarra, Julián Méndez, en el bajo teclados y coros y Alfredo Núñez en la batería transmitió en San Adrián Su sonido de grato y reconocible carácter sesentero que, sin llegar a ser retro, nos traslada a los mejores momentos de la música beat y sus aires californianos a ese rock americano descaradamente melódico, muy limpio de distorsiones en las guitarras y con una gran base rítmica con firme batería y bajo muy fluido y vacilón. El público estuvo con ellos desde el primer tema coreando buena parte de las canciones. Fue un magnífico colofón del certamen.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra