Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Profesionales y madres a los cuarenta

Los nacimientos en mujeres entre 40 y 50 años aumentaron en un 79% entre 2000 y 2006

Actualizada Domingo, 4 de enero de 2009 - 13:48 h.
  • AGENCIAS. Madrid

Primero optaron por los estudios y luego por la vida profesional. La mujer española pospone cada vez más la maternidad como demuestran las estadísticas: los nacimientos en mujeres entre 40 y 50 años aumentaron en un 79% entre 2000 y 2006, y un 141% respecto a 1990, según el INE.

Plantearse el embarazo a mayor edad está cambiando con "la sociedad, con la incorporación de la mujer al trabajo, a la Universidad, y tiene mucho que ver con el aumento de la perspectiva de vida", explica el presidente de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), Buenaventura Coroleu.

"Antes -afirma el doctor- a partir de los 60 ó 70 se consideraba que una persona era vieja, ahora es madura, y le quedan por delante varios años de vida".

La Encuesta de Movimiento Natural de la Población del INE de 2006, último con información detallada, refleja que en términos absolutos la cifra de nacimientos en madres de 40-50 años en 2000 fue de 10.143 y de 18.196 en 2006. En 1990, en ese grupo de edad tuvieron 7.547 hijos.

En las mujeres de 50 años o más, el incremento ha sido de un 160%, de 20 casos en 2000 a 52 en 2006, unas cifras no muy abultadas pero que sí confirman esa tendencia, a pesar de que en 2007 la edad media de maternidad fue 30,98 años, y para 2014 la previsión es de 31,7 años.

Las 288.373 treinteañeras (30-39) que fueron madres en 2006, supusieron un incremento de un 22% sobre las 223.406 que lo fueron en 2000 y de un 51% sobre las 139.948 de 1990.

Y todo ello en detrimento de los nacimientos en mujeres de 20-29 años, la edad recomendable para la gestación, que si bien experimentan un ligero aumento de 2000 a 2006 de un 6%, desde 1990 se produce una caída de un 30%.

Los 50, edad límite

Las técnicas de reproducción asistida son aliadas de las mujeres en la nueva forma de programar su maternidad, y muestra de ello son casos como el reciente alumbramiento de una mujer india de 70 años, con ayuda de un tratamiento de fecundación in vitro.

"Hay un incremento de la solicitud de embarazo a mayores edades. Entre los 40 y 50 años ha aumentado de forma importante, porque es la franja que se beneficia de las técnicas de reproducción asistida, concretamente a partir de los 44 años", explica Buenaventura Coroleu.

Casos como el de la India, o el de la rumana Adriana Illiescu, que en 2006 dio a luz a los 66 años, son "técnicamente posibles en España, porque la donación de ovocitos solucionaría el problema del embarazo en mujeres sin función ovárica."

"Otra cosa es si lo harían los centros de reproducción asistida", añade Coroleu, también jefe de servicio de Medicina de la Reproducción del Instituto Dexeus de Barcelona.

La ley de Reproducción Asistida (2006) no limita la edad para recibir tratamiento, aunque hay un período teórico que es el de la fertilidad de una mujer.

"Pero esto -afirma Coroleu-, es muy relativo porque si la mujer utiliza sus propios óvulos, podrá hacerlo hasta la menopausia, pero si el óvulo es donado, las posibilidades de edad aumentan".

La Sociedad Española de Reproducción en sus recomendaciones publicadas en 2006, aconseja que a partir de los 50 años no se realicen técnicas de reproducción asistida, valorando que la edad puede ser un factor de riesgo para el embarazo.

La mayor perspectiva de vida "posiblemente haga cambiar esa dinámica y el límite de los 50 años se podrá aumentar y considerarse no tan erróneos los 55 o 56 años", señala.

Hay un debate interno, tanto en el ámbito público como privado, y centros muy importantes en el mundo que apuestan por no limitar tanto la edad de la mujer, añade este experto, partidario de tratar y analizar cada caso por separado "porque hay mujeres de avanzada edad capacitadas física y psíquicamente para llevar adelante un embarazo".

¿Y LOS HIJOS?

El presidente de la Asociación Española de Pediatría, Alfonso Delgado, cree tajantemente que la mejor edad para tener hijos es de los 20 a los 30 "porque es lo mejor para los niños. Los tejidos son más flexibles, más laxos y no es lo mismo para el niño un parto a los 24 años que a los 40", dice en declaraciones a EFE.

Pero "por ahí no van los tiros, ni la sociedad -añade el doctor-. Cada vez es más frecuente que las mujeres programen cuándo, con quién, y en qué momento quieren ser madres, es un planteamiento desde el punto de visto sociológico diferente al de hace tan sólo una sola generación".

En el desplazamiento de la maternidad a partir de los 35 años hay un aspecto de una "enorme importancia" -subraya Delgado- que es "la clara relación entre la edad materna y el mayor riesgo de tener hijos afectados con síndrome de Down y otras alteraciones cromosómicas".

Alerta de las mayores dificultades que para una madre tardía puede suponer el embarazo, el parto, el puerperio o la lactancia y anima a los padres maduros a hacer "un esfuerzo de entendimiento" para afrontar, en ocasiones a los 60 años, edades complicadas de los hijos como la adolescencia.

Lo último: la vitrificación

En 2000-2002 se empezó a trabajar en la técnica de la vitrificación de ovocitos, que permite una congelación muy rápida, que no daña el óvulo, que lo mantiene intacto. Hace un año y medio nacieron en Valencia los primeros bebés a partir de este sistema.

Una de sus utilidades es precisamente la de preservar la maternidad, de permitir a las mujeres que lo deseen "guardar" sus óvulos jóvenes en vistas a un futuro embarazo, o para resguardarlos de un tratamiento oncológico.

En los 11 centros que el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) tiene en España, en 2007 vitrificaron sus óvulos 5.000 mujeres y en lo que va de 2008 lo han hecho 1.500. De ellas, sólo un 5% lo hicieron con el fin de preservar la maternidad.

"Es una técnica que a las madres añosas les llega tarde. Quien tiene 40 ó 45 años y oye hablar de esto ya no puede hacer nada", explica Juan Antonio García Velasco, director del IVI de Madrid, quien afirma que la vitrificación es un "seguro de vida".

Lo ideal sería vitrificar antes de los 35 años, cuando la tasa de supervivencia del óvulo es del 95%, "porque más allá de los 45 es difícil que sobreviva, y luego viene la segunda parte que es la capacidad de ese óvulo para generar un embarazo", explica este experto.

García Velasco describe a las que se apuntan a esta técnica como mujeres de entre 35 y 38 años, con un nivel cultural medio-medio alto, que leen, que se informan, y que "tienen muy claro que quieren tener hijos pero no saben cuándo, ni con quién".

Suele ser una mujer con las ideas muy claras, la mayoría sin pareja.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • habertelo pensado antes,majetona! tener hijos no es un capricho, es muy importante, tienes que estar muy preparada pero no olvides que tambien el padre forma parte de todo este asunto por lo que el trabajo se divide (claro está que tienes que saber cuidar de tu pareja ya que muchas mujeres se olvidan de su marido y lo excluyen de esta tarea y luego protestan de que no pueden con todo) AÑOSA FELIZ
  • Si, qué bonito y estupendo ser madre mayor... sin contar con el otro "asunto" y no hablo de biología: a ésta edad no se tiene la paciencia ni el vigor ni los riñones como a los treinta. Y sé de qué hablo. Fui madre de mi primer hijo a los casi 40 y el segundo con 42. Tela marinera, todas mis energías son para ellos AÑOSA POR DUPLICADO

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra