Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
PAMPLONA

El reloj del Ayuntamiento de Pamplona, más exacto que el de la Puerta del Sol

Los dos relojeros más antiguos de Pamplona explican cómo las agujas del reloj del consistorio pamplonés reciben una señal radiofónica de un reloj atómico instalado en Alemania

Actualizada Miércoles, 31 de diciembre de 2008 - 04:00 h.
  • IVÁN BENÍTEZ . PAMPLONA

EL relojero más antiguo de Pamplona no lleva reloj y es más viejo, incluso, que la retransmisión de las campanadas en Nochevieja. Ángel San Martín, de 64 años, se dio de alta como relojero en 1961. El primer repique de campanadas televisivas fue en 1962. A este cirujano del tiempo lo que realmente le atraía de niño eran las circunferencias que inundaban los mandos de las cabinas de los aviones. Quizá por eso, se hizo relojero.

"¿Que por qué no llevo reloj?", sonríe. Se remanga la chaqueta y muestra los dos relojes que viste en ese momento, uno en cada muñeca. "Es por trabajo", revela. "Compruebo que funcionan correctamente y me los quito. Ya sabes, en casa del herrero cuchillo de palo".

San Martín se ha jubilado y su hermano Jesús, de 61 años, continúa con el negocio junto a sus dos sobrinos, Pablo y Javier. A sus 29 años, Javier, permanece en silencio, a la espalda de su padre, concentrado entre las piezas de un carillón del año 1850. "Es el más difícil de arreglar", explica, "hay que entender de música".

El tic-tac de los relojes mecánicos de finales del siglo XIX se descuelga de una de las paredes creando un ambiente sugerente, del pasado. Dentro de este pequeño taller ubicado en la Avenida de Galicia, el tiempo oscila a pasos más cortos que en la calle.

A Ángel San Martín le tiembla la voz por lo que puedan suscitar sus palabras. "No quiero que se mal interpreten", apunta. "Las campanadas del Ayuntamiento de Pamplona son más exactas que las de la Puerta del Sol porque es un reloj electrónico que recibe una emisión radiofónica gracias a una antena que tiene integrada en su mecanismo. La señal proviene de un reloj atómico instalado a más de 1.000 kilómetros, en Alemania, en un pequeño pueblo llamado Mainflingen, a 24 kilómetros al sudeste de Frankfurt. Por el contrario, el del reloj de la Puerta del Sol es mecánico y por lo tanto, es muy difícil que funcione con la misma fidelidad, ya que influyen los cambios de temperatura, entre otras cosas".

Hoy a la mañana, Jesús San Martín, hermano de Ángel, se encargará de programar el reloj del Ayuntamiento para que a las 24 horas resuenen las doce campanadas en el centro de Pamplona. Utilizará su propio reloj de pulsera para ajustar la hora. Lo muestra. "Es de una precisión perfecta", expresa, mostrándolo. "Funciona por radio emisión". El 31 de diciembre es el único día del año que se puede escuchar el repique de las campanas más allá de las 22 horas. El 1 de enero de 2009, Jesús regresará a lo alto del edificio para devolver el sonido hasta la barrera de las 22 horas y así evitar las quejas vecinales.

Aunque Ángel San Martín prefiere no reconocer que verá las campanadas y comerá las doce uvas. "¡Eso es una tontería!", exclama. Sus dos hijos se pronuncian y le contradicen. "Claro que las verá y las comerá, como todos los años, pero para comprobar que no falla el reloj de la Puerta del Sol". En el 2009 se cumple un siglo de esta original tradición. Fue en la Nochevieja de 1909 cuando los cosecheros, en un esfuerzo de imaginación, consiguieron desprenderse del excedente de aquella temporada inventando el rito de tomar las uvas de la suerte en la última noche del año.

Hoy a las 24 horas, habrán pasado este año por sus vidas 31.536.000 segundos. Entraremos en el 2009. Sin embargo, en otras culturas y religiones, vivirán otro momento histórico. En Etiopía, por ejemplo, el 12 de septiembre celebrarán el fin de año: estarán en 2001. Según el calendario hebreo, el domingo, 7 de octubre, estrenarán el año 5768. Tempus fugit.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra