Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CARLOS SOBERA ACTOR Y PRESENTADOR

"No necesito estar cada semana en la pantalla"

"El público tiende a ser conservador y cuando te asocia a ciertos productos le gusta verte siempre en ellos"

Actualizada Lunes, 29 de diciembre de 2008 - 04:00 h.
  • CH. L. MONJAS . COLPISA. MADRID .

Gracias a los concursos, sobre todo al ya clásico ¿Quién quiere ser millonario?, Carlos Sobera es uno de los rostros más conocidos de la pequeña pantalla, donde está a punto de comer las uvas con la audiencia de La 1, con la que también recibirá a 2009.

El comunicador vasco es un novato en la tradicional ceremonia de la madrileña Puerta del Sol, cita en la que está arropado por la veterana Anne Igartiburu, a la que cambia por Lolita en la bienvenida musical al Nuevo Año que ha programado esta banda de la televisión pública.

Ya sabe que dar las campanadas tiene su riesgo.

Pero me estreno con Anne, la mejor compañía que se puede tener. Me hace mucha ilusión vivir este evento en TVE porque es uno de los trabajos más bonitos, interesantes y memorables para un presentador.

¿Le preocupa meter la pata?

Espero no equivocarme, pero si ocurre que sea por entrar en la Historia. Recuerdo que a Joaquín Prat, uno de los grandes, le sobraron campanadas y no pasó nada. Lo que me han dicho es que el griterío es importante y que se pasa mucho frío.

Está de vacaciones desde que terminó Canta Singstar ¿Con que nos va a sorprender?

Estamos estudiando varios proyectos para volver en el primer trimestre de 2009. Todavía no hay nada concreto, estoy barajando con los directivos de la Casa varios formatos. Quiero hacer algo bonito, trabajado y que se adapte a mi forma de pensar y a mi personalidad.

Siempre ha dicho que su género es el concurso ¿sigue pensando lo mismo?

Sí, pero estoy abierto a otros espacios. Me gustan mucho los concursos porque, al no tener un guión, te dejan muy libre y te permiten ser espontáneo, fresco y natural. Lo que no voy es a implicarme en algo en lo que no creo.

Por ejemplo...

Pues nunca presentaría un programa del corazón porque es un tipo de información que no me interesa y tampoco consumo. Soy muy transparente y tengo que sentir que me va la vida en lo que hago. No critico a los que lo hacen, pero así vivo yo la profesión. Tampoco conduciría realities que tienden al morbo.

Cómo recibió el espectador sus intentos de cambio de registro?

El público tiende a ser conservador y cuando te asocia a cierto tipo de productos le gusta verte siempre en ellos. No tengo problemas con el encasillamiento, pero entiendo que uno tiene que sorprender y, además, está bien cambiar para oxigenarte un poco. He hecho muchos concursos, pero los registros eran distintos, aunque todos tenían el mismo sustrato porque en todos tenía que demostrar mi capacidad para relacionarme con la gente, que es lo mejor de la tele y con lo que más disfruto.

Entonces, ¿en el 2009 volverá con un concurso?

No tendría ningún problema. Buenafuente lleva años con los late nights y a todos nos parece un genio.

Lleva tres meses ausente de La 1, pero continúa en ETB con el concurso diario Date el bote.

Llevamos más de 1.500 emisiones. Es un fenómeno raro porque lleva ocho años en antena y sigue funcionado muy bien. Yo creo que ha traspasado el género, se ha convertido en un punto de encuentro, en una fiesta con mucho humor.

El pasado abril se incorporó a Televisión Española para conducir proyectos, se dijo entonces, "que se adapten a su perfil profesional". ¿Cómo le está resultado la experiencia?

Muy buena. TVE está acertando con la programación y el público al que se dirige. Es la televisión de todos, muy blanca. A veces se le acusa de no ser tan transgresora como las privadas, pero yo la veo como un contenedor familiar muy bien hecho. He vivido intensamente las privadas, donde he pasado buenos y malos momentos, pero siento que TVE es mi cadena.

Trabaja en un medio en el que todo va muy rápido.

Es un terreno muy voluble y cambiante. Estoy satisfecho de todo lo que he hecho, ya no tengo la necesidad de estar en pantalla cada semana, lo que quiero es disfrutar más de mi trabajo.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra