Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
XXVII TORNEO INTERESCOLAR FUNDACIÓN OSASUNA

La ilusión de enseñar

Los árbitros que pitan en Tajonar combaten el frío con las ganas de ayudar a los chavales a que aprendan las reglas en sus primeros partidos

Actualizada Lunes, 29 de diciembre de 2008 - 04:00 h.
  • MAITE SÁNCHEZ/ASIER GIL . TAJONAR

PASAR toda una mañana de frío corriendo en pantalón corto por los campos de Tajonar tiene mérito, sobre todo si no calienta el cuerpo la emoción de meter algún gol que haga entrar a tu equipo en los octavos de final o la de llegar a convertirte en el mejor jugador del XXVII Torneo Interescolar Fundación Osasuna. Pero si eres arbitro, lo único que te anima es la ilusión de acompañar a los chavales en su incursión al mundo del fútbol.

A veces puede hacerse pesado porque hay padres que desean con demasiado afán el triunfo de sus hijos o porque el frío se convierte en una molestia insoportable.

Sin embargo, ahí es donde entran las ganas de colaborar, de ayudar a los chavales en su aprendizaje. Así lo afirma Rafa Beunza Aranguren, pamplonés de 22 años, que lleva ya 11 arbitrando partidos. "La experiencia es muy bonita, sobre todo para enseñarles a los niños y explicarles las normas; además, así haces algo en Navidad", dijo.

A pesar de que no han dado todavía muchas patadas al balón, se ve cierto nivel. "Hay muchos golazos y ya salen algunos chavales que empiezan a despuntar", añadió Beunza.

Aprender a jugar

Otro de los árbitros que piso ayer los campos de Tajonar, Guillermo Reclusa Martín, pamplonés de 15 años, también remarcó lo positivo de la experiencia: "Es mi segundo año pitando en este Torneo y me gusta venir porque ves a los chavales aprender a jugar, les tienes que enseñar a sacar bien y a conocer las normas".

Reclusa bien lo sabe, ya que participó en el torneo cuando era más pequeño, aunque su equipo "quedó muy mal".

Samuel Casado y Eloy Pérez García, de 14 y 16 años, y jueces de línea de Regional Preferente, también arbitraron ayer en Tajonar y coincidieron en que lo peor es el frío, que se combate incluso llevando camisetas térmicas debajo del uniforme. "Si no nieva sí que vendría otro año, porque los primeros días hacía mucho frío y eso te echaba un poco para atrás", manifestó Casado.

Su compañero, Pérez, también se quejó del frío: "El primer día que vinimos había escarcha, por lo que las líneas del campo no se veían y era más difícil jugar".

En cuanto a la limpieza de los chavales, todos los árbitros aseguraron que en estas categorías no suele haber problemas. "En niños tan pequeños ves que no mienten la mayoría; cuesta mucho expulsar", dijo Pérez García.

Las presiones a la hora de pitar vienen del exterior del campo. "A veces los padres protestan demasiado, mucho más que los hijos", apuntó Casado. Reclusa lo justificó: "Los padres siempre se tienen que quejar por algo, porque se ponen más nerviosos que los propios niños".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra