Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Castillo de Marcilla nació de la mano de 5 amigos y sin el apoyo del consistorio

LA EMPRESA PUDO DAR TRABAJO A MÁS DE 200 AGRICULTORES DE PERALTA, FUNES, FALCES Y DE LA PROPIA LOCALIDAD DONDE SE UBICABA

Actualizada Miércoles, 24 de diciembre de 2008 - 03:59 h.
  • M.O.O. . PAMPLONA

Los alimentos congelados Castillo de Marcilla se fundó el 20 de julio de 1957. Los fundadores fueron cinco amigos: Saturnino Goñi, Valentín Navarro, José Ramón Vizcaíno, Francisco Badiola y José María Busca Isusi. "Los principios fueron muy difíciles", recuerda Leonor Navarro Sobejano, de 75 años, hija de uno de los fundadores (Valentín Navarro) y que trabajó en el laboratorio de los congelados. "El ayuntamiento denegó el permiso para la construcción. Gracias a que mi padre tenía relación con uno de los secretarios de la Gobernación, consiguieron todos los permisos y 20 años de excepción de impuestos", recuerda Leonor Navarro.

Desde los principios, sus dueños tuvieron clara una idea: el agricultor entregaba el producto y le daban directamente un recibo para poder cobrarlo. La empresa permitió dar de comer a unos 200 agricultores de Marcilla, Peralta, Funes y Falces. "Todos éramos como una gran familia y todo el mundo llamaba a mi padre "el abuelo, el de la boina". Fue algo mágico", recuerda.

La estrella de los alimentos congelados en sus primeras andaduras fue el guisante. Los empresarios daban a los agricultores las semillas . "Un agricultor que tenía unas 20 robadas vivía como un marajá. Podía poner en los 12 meses tres cosechas".

Con el tiempo, la fábrica se uniformó. "Mi padre me mandó a Inglaterra para aprender cosas de otras fábricas. Me gustó que todos iban igual vestidos y traje la idea al Castillo de Marcilla", recuerda Leonor Navarro. Desde entonces, uniformaron a los trabajadores con batas de cuadros azules y blancos, un delantal de hule y botas que nos traían desde Tafalla.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra