Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Badiola, luces y sombras del sueño chino

No ha llegado a ocupar el despacho presidencial ni un año

Actualizada Domingo, 21 de diciembre de 2008 - 02:15 h.
  • AGENCIAS. San Sebastián

Iñaki Badiola es, desde hoy, ex-presidente de la Real Sociedad tras la decisión de Junta de Accionistas que ha tenido lugar esta tarde noche en San Sebastián, en la que se ha acordado la remoción de su consejo de administración y su sustitución por Jokin Aperribay. Badiola no ha llegado a ocupar el despacho presidencial ni un año, el 3 de enero fue nombrado con un apoyo abrumador para el cargo, motivado en parte por una hiperactividad y un duro discurso hacia sus críticos, lo que le ha granjeado muchos adversarios en los últimos meses.

En el balance de su gestión destacan logros como la renovación de Xabi Prieto, un jugador por el que suspiraban equipos de Primera División y al que, por medio de su representante, consiguió convencer para seguir en Segunda e implicarle en un proyecto que no estaba del todo claro.

El casi ascenso a la máxima categoría, frustrado en el tiempo de descuento del penúltimo partido en Mendizorroza, o los fichajes que ilusionaron a una afición que llegó a marcar registros históricos de asistencia en el final de la campaña pasada son otros de sus méritos más alabados.

En el centro de la balanza, sin acuerdo sobre si fue o no positivo, se sitúa la decisión de hacer una profunda auditoría a los gestores anteriores del club para determinar quienes fueron los causantes de que la Real esté en Segunda División, pero esa "due dilligence" desveló otros aspectos indeseados, como un presunto fraude en la tributación del Iva, posibles pagos en dinero negro o la existencia de una caja B, según Badiola.

Los rivales, cuando no enemigos encarnizados, iban ya formando cola mientras se producían sonoros desencuentros como el que tuvo lugar con el ex técnico del Liverpool, Pako Aiestarán, su principal reclamo electoral, por el interés de éste de contratar a Juan Carlos Oliva como técnico. Una desafortunada frase dedicada al mismo Oliva, "si viene aquí, a éste nos lo violan en el vestuario", demostró que la retórica no era su principal virtud.

Los encontronazos con la Diputación Foral, entrenadores, médicos, jugadores, empleados del club y sus pulsos a los administradores concursales, entre otros, han sido finalmente determinantes para aglutinar a todos los sectores descontentos con su gestión, que se han unido para recolocarlo de nuevo como hombre de negocios y alejarlo de un fútbol que para él, como desvelaba en las conversaciones grabadas a Jesuli para demostrar el amaño de partidos en la categoría, "está podrido".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra