Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

La muñeca multicultural

Las muñecas con aspecto y rasgos de otras culturas para atraer a la población inmigrante es una nueva prioridad para el sector del juguete

Actualizada Domingo, 21 de diciembre de 2008 - 04:00 h.
  • EFE. ALICANTE.

LA fabricación de muñecas con aspecto y rasgos de distintas culturas se ha convertido en una nueva prioridad del sector juguetero español, como reflejo de que más del diez por ciento de la sociedad es de origen inmigrante.

El presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ), José Antonio Pastor, explica que "la cuestión fundamental es el incremento del número de población infantil inmigrante", que en la última década ha pasado de suponer el 1,35 por ciento (1998) al 11,08 en 2008.

Para el presidente de la patronal, históricamente los juguetes han tratado de adaptarse a los cambios sociales y el espectacular incremento de los niños de otras nacionalidades no puede ser un fenómeno ajeno. "Si los niños pueden jugar en el patio de la escuela con una amiguita procedente de China o un niño de algún país de África, ¿por qué no iba a poder reproducir esta vivencia en sus juegos?", se pregunta.

Cuidando cada detalle

Pese a que siempre ha habido algunos modelos de muñecas de otras culturas, hasta hace unos años eran prácticamente iguales a las clásicas a excepción del tono de piel, mientras que actualmente se cuida cada detalle, como las diferencias en los ojos, la boca, los vestidos y hasta la presentación de la caja.

La patronal carece de cifras concretas pero muchas de las jugueteras han pasado a volcar sus esfuerzos en sacar nuevas muñecas multiculturales o étnicas, como es el caso de una de las que más factura, Famosa, con sede en Onil (Alicante), que espera cerrar 2008 con 170 millones de euros de ventas.

Esta empresa ha sacado esta temporada como novedad la "recién nacida Nenuco China", que se asemeja a un bebé de ocho meses que se hace pipí tras tomar el biberón, y también ha lanzado otro modelo algo mayor, llamada Chinita, de entre 12 y 14 meses, que se puede bañar y sentar y con pelo negro cortado a estilo oriental. Además, también es nuevo el Nenuco mulato, y en 2004 ya sacó la colección de cinco muñecas de moda Jaggets, "todas muy diferentes y multirraciales", ya que esta pandilla está formada por una rubia, castaña, pelirroja, negra y asiática.

Para la asesora pedagógica de la Fundación Crecer Jugando Inmaculada Marín, los juguetes son un reflejo social "tanto por los avances tecnológicos que incorporan como por los valores morales que transmiten". Esta experta ha estimado que el aumento de estas muñecas multiculturales es "una buena noticia" que beneficia a los nuevos niños españoles que, procedentes de otros países, "ven que sus rasgos son bien acogidos por los de aquí", al ser representados en el juguete.

Al mismo tiempo, las nuevas líneas de muñecas permiten a las familias españolas "autóctonas" cumplir el objetivo de que en los regalos a sus hijos estén representadas las distintas razas e, implícitamente, "educan en valores de convivencia y ciudadanía".

Estas nuevas líneas de muñecas pueden atender, además, a las miles de familias con niños adoptados en terceros países, las cuales normalmente tratan de que los pequeños mantengan, en cierta medida, su cultura originaria.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra