Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CLINT EASTWOOD DIRECTOR DE CINE

"La crisis es parte de la corrupción que existe en nuestras vidas"

Regresa como director con "El intercambio", un drama protagonizado por Angelina Jolie sobre la corrupción del poder. "En los años 30 Los Ángeles era una ciudad dejada de la mano de Dios", asegura el veterano cineasta.

Actualizada Domingo, 21 de diciembre de 2008 - 04:00 h.
  • ANGELICA MARTÍNEZ . COLPISA. LOS ÁNGELES .

Clint Eastwood, el duro de Hollywood y seguramente el hombre más admirado en la Meca del cine, regresa a la gran pantalla como director con El intercambio, una historia real ambientada en los años treinta protagonizada por Angelina Jolie sobre la vida de Christin Collins, una madre que pierde a un hijo y termina enfrentándose a la policía.

El aclamado intérprete y director acaba de cumplir 78 años y, mientras deshoja la margarita de su retirada cinematográfica, prepara su nuevo trabajo, una película sobre el presidente sudafricano Nelson Mandela.

¿Cómo preparó El intercambio?

Tuve que estudiar los años treinta. El director juega un papel muy importante en este filme porque es un retrato de otro tiempo y necesité conocer fielmente esta época. Vi muchos documentales sobre Los Ángeles, leí libros, vi fotografías. Es una película muy cruda, pero al mismo tiempo da una idea real de la situación social y económica entre 1928 y 1935.

¿Es cierto que fichó a Angelina Jolie porque le recordaba a Meryl Streep?

En parte sí. Contraté a Angelina porque era la actriz perfecta para el personaje y he dicho que me recuerda a Meryl Streep porque como ella llega muy bien preparada a los rodajes. Angelina entiende muy bien su papel, sabe lo que se espera de ella. Es el sueño de cualquier director, porque no necesita que te sientes con ella a psicoanalizar el personaje. La historia de Christine Collins se entiende muy bien, ella ha sufrido un trauma emocional y Angelina sabe como identificarse con el personaje para crearlo.

Usted es de los directores que dan libertad a los actores.

Por supuesto. Así es como me siento cuando me dirige cualquier director. Yo quiero ser libre de crear el papel y quiero que los actores que trabajen conmigo sean capaces de crear sus personajes. Como director les informo a los actores de la idea que tengo, de mi visión de las historias y de los personajes, pero ellos son quienes tienen que interpretar. Hay actores que necesitan que les hables y les orientes y otros como Angelina que sabe perfectamente cómo crear su papel.

¿Es cierto que usted es un director que graba una sola toma de cada escena que rueda?

Algunas veces, como director, te encuentras con una situación muy emotiva, con escenas que debes rodar en continuidad. Así puedo captar a los actores mientras piensan en el personaje, cuando el papel se está formulando en su mente. La primera impresión suele ser siempre más orgánica, más real y quiero que quede grabada porque cuando tienes veinte tomas las últimas suelen ser muy mecánicas. Estoy seguro que hay actores capaces de tener la suficiente técnica para rodar una y otra vez, pero hay algo que desaparece en ese instante que ya no es real. Aunque yo tenga fama de rodar con una sola toma no es cierto, es algo que se ha convertido en un mito.

La mayoría de sus películas van directas al corazón de las emociones.

La base del drama es el conflicto, ya sea interior o contra alguien. No importa si es físico o emocional, pero solo con esas premisas ya es interesante. Es posible hacer una historia simple con el mínimo de conflicto y probablemente tengas una audiencia limitada, pero cuando cuentas una historia distinta el público reacciona masivamente. Hay muchas historias maravillosas que podría contar, pero no busco un final feliz sino llegar a la raíz de algo.

En su película alguien dice que el universo funciona de manera misteriosa. ¿Cree usted en el destino?

Todo funciona de forma misteriosa. Creo en el destino en ocasiones, pero creo más en hacerse uno así mismo. Yo me he encontrado frente a situaciones adversas y he conseguido escapar. Mi madre solía decirme que tengo un ángel de la guarda.

¿Es cierto que piensa rodar una historia sobre Nelson Mandela y las finales de rugby en Sudáfrica?

Sí, queremos hacerla y espero que sea una historia que inspire a todo el mundo. Sin duda fue un tiempo muy interesante que presenta un dilema, un conflicto, el de un hombre que estuvo en prisión 26 años y de pronto sale y se convierte en presidente del país. Y es una inspiración para todo el mundo, no solo para la gente de color, para quienes fue un salvador, sino para los blancos, que aprendieron a vivir junto a los negros.

La corrupción es una constante en nuestras vidas y también aparece en sus películas.

Sí, es una constante, pero no es una ironía. La corrupción en la policía de Los Ángeles era real en los años treinta. Para realizar esta película vi muchas otras de la época y en aquellos tiempos se dieron muchos casos en Los Ángeles, una ciudad dejada de la mano de Dios, con una policía totalmente corrupta. Y sí, creo que la crisis es parte de la corrupción que existe en nuestras vidas, no solo en Wall Street sino en la mentalidad de mi país, donde la gente cree que con una tarjeta de plástico pueden cargar al mundo sus gastos. Vivíamos en un mundo de sueños y hemos caído de lleno con la realidad, incluido Wall Street, incluidos los políticos, a quienes les da miedo aplicar una política de seguridad económica que ponga límites a todo esto.

Usted creció en otra época y tiene hijos de diferentes edades. ¿Ha tenido que educar a los más jóvenes sobre los peligros del mundo moderno?

Crecí en una época, en un momento, similar al de la película. Los niños salían a la calle a jugar, no había televisión, hacías lo que te decían tus padres. Vivimos en la era de la información, todo el mundo sabe en un instante lo que ocurre, los niños crecen viendo las noticias, hablando con el ordenador, pero no es una vida normal, pierden la perspectiva de las cosas.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra