Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
POLITICA

La diócesis celebra los 50 años de Misión Diocesana de Navarra

Se recordó a los 124 sacerdotes, religiosas y seglares vinculados a la Misión, ya fallecidos

Actualizada Sábado, 20 de diciembre de 2008 - 04:00 h.
  • SANTOS VILLANUEVA. PAMPLONA .

Recientemente tuvo lugar en el Seminario de Pamplona la fiesta de los 50 años de Misión Diocesana de Navarra.

La jornada comenzó con una misa presidida por el arzobispo Francisco Pérez y concelebrada por varios misioneros que en su día trabajaron en misiones concretas enviados por la Iglesia Navarra. En la eucaristía se recordó a los 124 misioneros, sacerdotes, seglares y religiosas vinculados a la Misión Diocesana ya fallecidos.

A las 12"30 los asistentes pudieron escuchar, en el salón de actos, testimonios e historias de estos 50 años de misionerismo diocesano. Con Valentín Eguílaz como moderador, intervinieron Ángel Echauri, José Antonio Izco, Juan Cruz Juaristi (de San Sebastián), Antonio Muerza, Aniana de la Torre (misionera de Cristo Jesús), José María Usoz, Pilar Cestau (dominica de Jarauta), María Luisa Martínez y Ana Aguado. En la mesa estuvieron también el arzobispo de Pamplona y Anastasio Gil, subdirector de las Obras Misionales Pontificias, quienes animaron a todos a esforzarse para que nuestras diócesis sean misioneras.

Todos mostraron su agradecimiento por los años vividos en otros países y expresaron la necesidad de continuar cooperando en la misión. Dijo Antonio Muerza ex misionero y actual párroco de Mendillorri "si queremos ser la Iglesia de Dios en Navarra, debemos dar desde nuestra pobreza, no encerrarnos en nuestros límites territoriales... Una Iglesia que no quiera servir a otras Iglesias más necesitadas o no se sienta responsable de la misión encargada por Jesús a toda la Iglesia, está gravemente enferma o no es la Iglesia de Jesucristo."La fiesta concluyó, en el pabellón nuevo del Seminario, con una comida fraterna, amenizada en la sobremesa por el grupo ecuatoriano "Rimapuy".

Fue un día gozoso y rico, por las ideas y propuestas expresadas, los testimonios y el ambiente de amistad. Ahora se trata de no quedarnos parados mirando hacia atrás, sino de empeñarnos en seguir la animación misionera en Navarra, buscando nuevas formas de cooperación misionera con otras Iglesias.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra