Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
NAVARRA DEPORTE

La pista navarra no sólo es Mazquiarán

La temporada 2008 ha descubierto a dos jóvenes pistards navarros. Juan Peralta asombró con su bronce europeo y dos oros nacionales; Sergio Aliaga ha dejado detalles.

Actualizada Sábado, 20 de diciembre de 2008 - 04:00 h.
  • L.GUINEA . PAMPLONA

CUANDO en una comunidad pequeña como Navarra aparece un deportista que destaca en una disciplina deportiva, se produce un efecto eclipse hasta cierto punto lógico. Es lo que ha pasado con Hodei Mazquiarán y el ciclismo en pista. Para sus compañeros de deporte no resulta sencillo brillar con luz propia, pero hay quienes lo logran. Los casos más recientes son los de Juan Peralta y Sergio Aliaga.

Peralta, un chicarrón de 1,92 metros de altura de 18 años y natural de Figarol, se ha destapado esta campaña como un buen velocista. Entró en el ciclismo por la afición que le transmitió su padre. Arrancó en carretera, allí se defendía en el plano, pero en cuanto llegaba a un puerto dejaba al descubierto sus carencias. Por eso se metió en el velódromo, cuando inauguraron el Miguel Induráin de Tafalla, allí ha demostrado que su porvenir está necesariamente ligado a las pruebas de velocidad.

Peralta venía de un mal año por culpa de una lesión en las rodillas. En escasos meses le ha dado la vuelta a la situación con un bronce en el Europeo y dos campeonatos nacionales que le han valido para que el seleccionador le convocara a las pruebas de la Copa del Mundo de profesionales en Manchester y Cali, cuando él es prácticamente un juvenil.

"Yo creo que ha sido mi mejor año. La medalla en el Europeo fue muy importante, y ahora verme corriendo pruebas de la Copa del Mundo con profesionales es increíble", comentaba ayer Peralta. "Yo veo que físicamente todavía puedo mejorar mucho, los velocistas tienen todos mucho cuerpo, son fuertes y yo tengo que trabajar más el gimnasio".

Peralta sabe mejor que nadie que las aspiraciones de un pistard son mucho más limitadas que las de un corredor de carretera. "La ilusión de cualquier ciclista de pista es conseguir ser olímpico. Cuando sean los juegos de Londres tendré 22 años, y creo que puedo luchar por hacerme un hueco", dice Peralta. "Para ser un buen velocista hay que tener explosividad y sobre todo mucha intuición y saber arriesgar porque es un deporte de mucho contacto. Si en el velódromo tienes miedo, los demás te comen".

El aprendiz Aliaga

Sergio Aliaga Muskaria, cirbonero de 17 años, es todavía un recién llegado como quien dice. En sus dos temporadas en la modalidad ha dejado detalles.

"A mí me dijeron un día si quería probar en la pista, y me gustó tanto y conseguí mejores resultados que en la carretera. Sé sufrir, pero en las subidas voy para atrás, la pista es distinta", comentaba ayer el ciclista del Reyno de Navarra. "Amoldarse de la carretera a la pista tampoco cuesta tanto, vas poco a poco. Te ves raro en el pedaleo, también al subir el peralte, pero al final no cuesta tanto".

Tanto Peralta como Juan Peralta creen que sin el apoyo y el consejo de Héctor Rondán su ilusión proyecto deportivo no sería posible.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra