Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
PAMPLONA

Los pequeños amigos de los gigantes

33 alumnos de 4 años de segundo ciclo de Infantil del colegio Arturo Campión de la Chantrea visitaron ayer a los gigantes de Pamplona en su casa de la nueva estación de autobuses. Pudieron tocarlos, hacerse fotos y hasta aprender a bailar como ellos

Actualizada Jueves, 18 de diciembre de 2008 - 04:00 h.
  • GOIZEDER LAMARIANO . PAMPLONA

LLEGARON a las 10.30 por parejas, de la mano, en fila y pidiendo silencio. Estaban nerviosos, expectantes e incluso había alguno que se esforzaba por frenar las lágrimas provocadas por el miedo. Una hora después, todos se marcharon gritando, saltando, riendo, aplaudiendo y, ante todo, bailando.

33 alumnos de 4 años de segundo ciclo de Infantil del colegio Arturo Campión de la Chantrea vieron ayer a la comparsa de gigantes y cabezudos de Pamplona en la nueva estación de autobuses. Estas visitas escolares se iniciaron en 1996. Las de este año comenzaron el pasado día 1 y se prolongarán hasta Semana Santa. En 2007 acudieron 34 colegios y este año, por el momento, se han realizado 9 visitas de escolares de 4 y 5 años. Los encargados de recibir a los niños son los miembros de la comparsa Mikel Lumbreras, Mikel Agós y Óscar Urdániz.

Ayer, los pequeños estuvieron acompañados por 3 profesoras y varios de sus familiares. Demostraron conocer muy bien a los gigantes: cuántos y de dónde son, cómo se llaman, cómo van vestidos, incluso hubo quien confesó que eran amigos suyos. "Yo conozco mucho a Josephamunda, la reina europea, porque una vez le dejé mi chupete", gritó una niña.

Sin embargo, algunos no pudieron evitar asustarse cuando, de pronto, los reyes europeos comenzaron a bailar. Los que estaban en las primeras filas echaron rápidamente las sillas para atrás. "Me dan miedo y no me gustan. Son muy grandes y me miran. No los veo bailar porque no son amigos míos", confesó Aritz del Rosario Virto, chantreano de 4 años, agarrando fuertemente a su madre. Sus compañeros corrían a meterse debajo de los gigantes mientras Óscar Urdániz les explicaba cómo colocarse para poder bailarlos.

Tras los bailes les llegó el turno a los kilikis, cabezudos y zaldikos. Dos profesoras y una madre se convirtieron en Caravinagre, Verrugón y Napoleón y persiguieron a los niños entre risas, gritos y algún que otro lloro y susto. Al final perdieron el miedo y todos los pequeños se hicieron varias fotos de grupo con sus amigos los gigantes.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra