Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Se ahorca en su celda el preso que mató a su novia en Ponte Caldeas (Galicia) durante un permiso

Su compañero lo encontró colgado con una sábana en el módulo de ingresos

Actualizada Miércoles, 17 de diciembre de 2008 - 11:10 h.
  • AGENCIAS. Pontevedra

El preso Maximino Couto, que mató a su pareja cuando se encontraba de permiso penitenciario a finales de noviembre e intentó acabar con la vida de su ex mujer, fue encontrado hoy muerto colgado con un trozo de sábana en su celda en la cárcel de A Lama (Pontevedra). Según confirmó hoy Instituciones Penitenciarias, sobre las 6.00 horas el compañero de celda cuando se despertó encontró a Couto colgado de la ventana con un trozo de sábana. Fue entonces, según precisaron las mismas fuentes, cuando el preso alertó al funcionario de guardia quien, a su vez, avisó al médico, que certificó el fallecimiento de Maximino Couto.

Instituciones Penitenciarias señaló que los hechos fueron puestos en conocimiento del juzgado de guardia, encargado de dirigir la investigación en relación con los hechos ocurridos.

Las mismas fuentes indicaron que el reo se encontraba recluido en el módulo de ingresos de A Lama porque iba a ser trasladado en próximos días a otro centro penitenciario.

Hechos

Couto cumplía condena por un delito de violencia de género y, cuando se encontraba de permiso penitenciario, el pasado 29 de noviembre mató a su pareja en Ponte Caldelas, María del Rosario Peso, e hirió a otras tres personas cuando pretendía hacer lo mismo con su ex mujer en la parroquia de Mourente, en Pontevedra.

Entre los tres heridos estaba el agente de la Policía Nacional Pablo B.G. quien aseguró que sobrevivió a la agresión de Maximino Couto Durán gracias a su "instinto de supervivencia" y a "la rápida actuación" de sus compañeros que le detuvieron antes de que su agresor tuviera tiempo de acuchillarle por segunda vez.

La ex pareja de Couto no sufrió daños porque no estaba en su domicilio, al que el maltratador pudo aproximarse por un fallo en el sistema de localización GPS con el que iba equipado, ya que el funcionario de guardia no detectó la alarma.

El protocolo marca que tras la alarma, los funcionarios de Prisiones deben alertar inmediatamente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en una zona que el preso tiene vedada, denominada "de exclusión".

Al no saltar la alarma, Couto pudo dirigirse al domicilio de su ex mujer, que no estaba, y emprenderla a cuchilladas con sus vecinos, un matrimonio que declaró contra él en el juicio por maltrato que culminó en una condena de 2 años y 7 meses.

Alarma

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias afirmó que el dispositivo electrónico que llevaba Maximino Couto funcionó bien, pero que la alarma no fue detectada por los funcionarios de la Unidad Central de Vigilancia Electrónica.

Según la versión de Instituciones Penitenciarias, a las 16.36 horas del sábado día 29 de noviembre Maximino Couto se desprendió del emisor-receptor generando "una alarma que se recogió inmediatamente a través de una señal en la Unidad Central", aunque el aviso "no fue detectado".

El propio ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, admitió un "fallo humano claro" del funcionario que tenía que estar vigilando" en el control del dispositivo electrónico que llevaba Maximino Couto, y, para evitar casos como éste, anunció mejoras en el protocolo de vigilancia.

Por su parte, el sindicato de prisiones Acaip dijo que el funcionario recibió el salto de alarma casi media hora después de que Máximo Couto se desprendiese de la pulsera y añadió que, cuando el trabajador conoció la señal, trató de acceder al sistema para comprobar la incidencia, pero hasta el tercer intento no lo consiguió debido a fallos informáticos del mismo.

Un agente de policía escolta a Maximino Couto, de 60 años, que cumplía condena en la prisión A Lama por amenazas a su ex mujer y que mató durante un permiso carcelario a su actual novia, María José Peso, de 57 años, tras abandonar los juzgados de la capital pontevedresa.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra