Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Los "hedge found", una inversión para ganar mucho o perderlo todo

Actualizada Martes, 16 de diciembre de 2008 - 03:59 h.
  • M.J.A. . COLPISA. MADRID

La estafa de Madoff alcanza un volumen impresionante de dinero volatilizado. Sin embargo, el número de afectados es relativamente pequeño. El motivo es que los productos financieros que ofrecía estaban dirigidos a grandes fortunas. Se abre ahora un complejo y costoso entramado judicial con escasas posibilidades de que los afectados recuperan su dinero.

¿Qué son los hedge founds o fondos libres, principal vehículo de Madoff?

En España se optó por llamar así a los hedge founds para no denominarlos fondos de alto riesgo. Su regulación llevó largo tiempo, y durante ese proceso quedó claro que el principio básico para su comercialización entre los inversores debía ser el conocimiento y asunción por el cliente del elevado riesgo asumido. Cuando se propone el contrato de un fondo libre, el suscriptor acepta que puede ganar mucho, a cambio de poder perderlo todo.

¿Por qué la mayoría de los atrapados son los más ricos?

La banca privada, que atiende a los clientes de rentas más altas y, sobre todo, a grandes fortunas y cuantiosos patrimonios, suele ofrecer a sus clientes productos sofisticados de alta rentabilidad, para que completen con ellos sus carteras de inversión. Si el grueso de sus propiedades está en activos que generan beneficios moderados, este complemento les aporta una ganancia notable, preservando al resto de esta fuerte exposición al riesgo.

¿Cómo se ha exportado a España?

Algunas entidades nacionales, las que tienen mayor volumen de negocio, se han visto afectadas al ofrecer a sus principales clientes en España, y a través de su red internacional, productos de la marca Madoff. Pero también algunas sociedades patrimoniales, constituidas por inversores privados, han invertido en estos fondos, así como un número muy limitado de fondos de pensiones y productos de seguros.

¿Por qué el impacto económico es diferente para unas y otras entidades?

Porque algunos bancos se han limitado a colocar los productos como simples intermediarios, sin asunción de riesgo. Son los que ahora se desentienden de la pérdida de los clientes, por entender que, en caso de estafa, la responsabilidad no les corresponde directamente. Distintos son los casos en los que la entidad ha proporcionado cobertura al riesgo del contrato llevado a cabo por terceros.

¿Qué pueden hacer los afectados?

En primer lugar, deben verificar si el banco gestor del producto ha cumplido sus obligaciones de vigilancia y protección del inversor. De no ser así, pueden interponer en España una demanda de responsabilidad civil por mal asesoramiento. La otra vía es exigir una reparación en Estados Unidos en la causa penal contra el inversor. Supone contratar los servicios de un bufete norteamericano, con los consiguientes costes.

¿Se han producido fallos de supervisión o regulación?

Sin duda, las autoridades norteamericanas, encargadas de vigilar la actividad de los agentes de aquel mercado, se han visto burladas por la operatoria de Madoff. Pero la estafa trasciende de la simple regulación administrativa. Por eso el FBI ha tomado cartas en el asunto.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Ninguna pena, porque durante años se han forrado alrededor de 10% de interés anual, probablemente no declarado.RG

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra