Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
MÚSICA FERNANDO PÉREZ OLLO

Berlioz recortado, pero muy apreciable

Actualizada Martes, 16 de diciembre de 2008 - 04:00 h.

L A obra de César Franck iba anunciada como obertura de "El cazador maldito". He repasado la partitura y revuelto la bibliografía para dar con el porqué de tal presentación y no la he encontrado. "El cazador maldito", obra de 1883, es un poema sinfónico, el segundo de Franck tras "Les Éolides", y como poema figura allá donde aparece citado. Sus cuatro secciones son eso, secciones con sendas indicaciones de tempo, pero la obertura no aparece por ningún lado.

Los géneros aquí existen, siquiera sea para entendernos con alguna facilidad.

Ésta resultará cuestión menor comparada con el orden en que Roth abrevió el "Romeo y Julieta", de cuyos siete movimientos y quince números el director seleccionó cuatro de éstos y los anunció en una secuencia que puede aceptarse o no. Bien está, si la intención es transmitir la tristeza del protagonista, asediado por los recuerdos del baile en casa de los Capuletos, o el contraste entre la personalidad de Romeo y la fiesta social que suena antes de la coda, el tutti fortísimo y la conclusión cadencial, o simplemente Roth se atuvo a criterios musicales. Pero la obra tiene otro orden, que es del autor, el de la partitura, y el número más conseguido es el de Romeo ante la tumba de los Capuletos.

Hay otra cuestión, no leve. El propio Berlioz redactó un prefacio de cuatro párrafos y en el primero precisó que "Romeo y Julieta", pese a emplear voces, "no es ni ópera de concierto, ni cantata, sino sinfonía con coros". Cierto. Y no tan cierto. El número final ante la tumba de Julieta pide la escena -incluso digna de Meyerbeer, apostilla H. Barraud-, lo declara Berlioz, pero no es menos claro que esta sinfonía, en cuanto obra de teatro, carece de sustancia dramática y de texto, y como música pura, lo es en un alto porcentaje de páginas, música admirable y admirablememte orquestada, una referencia inevitable, pero no siempre. El propio Wagner envió su "Tristán e Isolda" a Berlioz con una dedicatoria terminante: "El autor de Tristán e Isolda al gran autor de Romeo y Julieta". Pero Wagner -nueve años y medio más joven que Berlioz- no había disimulado que "al lado de los hallazgos más geniales, damos en esta obra con tanto mal gusto y un uso tan defectuoso de los procedimientos artísticos que no puedo dejar de deplorar que Berlioz no sometiera la partitura a Cherubini antes de hacerla tocar." Qué maldades decían los maestros en aquellos tiempos.

Berlioz fue lo mejor de la tarde, porque el director -al que la orquesta aplaudió repetidas veces- sacó todo el lirismo expansivo de la obra, sin caer en la uniformidad ni en el tedio de tanto movimiento lento, y a la vez acertó a tensar el dramatismo esencial de esa sinfonía, aun tan podada de números, vocales o no. Roth desplegó una textura sonora total muy cuidada, atento a los detalles y a que las intervenciones solistas, de la madera, sobre todo,no quebrara el fondo suave, aterciopelado diríamos, y acariciador de la cuerda. Quizá no obtuvimos la mejor versión posible -entre otras razones, porque sólo tuvo veintitantos minutos, cuando la sinfonía llena una hora más-, pero sí una buena demostración de las posibilidades de esta orquesta, la OSN, bien trabajada.

A Roth parece gustarle cierta espectacularidad. En Berlioz situó a las dos arpistas delante de la orquesta, una a cada lado del podio. Queda muy elegante. Los oyentes pudieron advertir los escasos compases que esperaban a las dos señoritas. En Weber, las trompas solistas iniciales salieron del fondo de la sala y de detrás del escenario. "El cazador maldito" resultó plausible por el ritmo preciso de las cabalgadas, pero carente de misterio.

Roussev, búlgaro (1976), hizo un Lalo -tan deudor de Sarasate- más fino que bravo, limpio incluso en la velocidad y posiciones más difíciles, elegante y de volumen y amplitud sonora cortos.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra