Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FÚTBOL M

El clásico de los contrastes

Las bajas vuelven a dejar al equipo blanco en cuadro, mientras que el Barça afronta el choque con todas sus estrellas

Actualizada Sábado, 13 de diciembre de 2008 - 04:00 h.
  • EFE. BARCELONA

Separados por nueve puntos y por un mundo de sensaciones futbolísticas, Barcelona y Real Madrid vuelven a verse las caras en el Camp Nou, escenario esta temporada de un clásico desigual, en el que se medirá el fútbol espectáculo del líder de la Liga con el alcance del "efecto Juande Ramos", el encargado de reanimar desde el banquillo al conjunto blanco.

Favorito indiscutible en todas las apuestas, el Barça se ha acostumbrado a solventar sus últimos partidos con una autoridad incontestable. Al líder le avala la pulcritud de su juego y las estadísticas: es el máximo goleador y el menos goleado (sólo un gol encajado en sus últimos cinco partidos de Liga).

Más allá de los datos, el Barcelona ataca cada partido como si fuera el último. Sostenido por la voracidad de Guardiola, que prepara cada partido con la ilusión del debutante, el equipo azulgrana ha aprendido a hacerse fuerte en defensa, imaginativo en la medular, resolutivo en ataque y solidario en todas sus líneas. Cuenta además con jugadores en un dulce momento de forma, del lateral derecho al extremo izquierdo.

Ajenos al ambiente que exige y da por hecha una goleada, el equipo y su entrenador trabajan para mantener ante el Real Madrid sus señas de identidad como garantía de victoria: ambición, una asfixiante presión a la salida de balón del equipo rival y apoyo en las ayudas defensivas. El resto queda a expensas del talento de un equipo en estado de gracia.

Enfrente tendrá a un Real Madrid que debe luchar contra los elementos, los malos augurios y la lógica.

El efecto Juande

Juande Ramos acude al rescate en el peor momento de la temporada, y, tal vez, en una de las peores crisis de los últimos tiempos en el club madridista. El Barcelona no es el mejor equipo para hacer olvidar la dimisión de Míchel como director de la cantera, la polémica asamblea de compromisarios del pasado fin de semana y la destitución de Bernd Schuster como entrenador del primer equipo.

Sin embargo, la llegada fulgurante de Juande al banquillo blanco parece que ha traído aires renovadores. Su primera prueba, ante el Zenit de San Petersburgo en la Liga de Campeones, se saldó con un pequeño éxito tras dos derrotas consecutivas en Liga ante el Getafe y el Sevilla. Pero los rusos, a medio gas, no son el Barcelona.

Además, el Real Madrid visitará el Camp Nou con una lista interminable de bajas. Por sanción, no jugarán Arjen Robben y Marcelo. Por lesión, Mahamadou Diarra, Rubén De la Red, Ruud Van Nistelrooy, Miguel Torres, Pepe, Huuntelaar y Heinze no visitarán el feudo azulgrana.

Sólo el portero Jordi Codina se quedará en Madrid para ver el partido por la televisión. Juande no ha podido dejar a más jugadores fuera. No los tiene. Incluso ha tenido que llamar a los canteranos Chema Antón, Miguel Palanca, Agustín Díaz "Agus" y Alberto Bueno, aunque éste último ya es habitual en las convocatorias del primer equipo. El resto de futbolistas que verán el duelo desde el banquillo serán Jerzy Dudek, Javier Saviola y Javi García.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra