Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
ECONOMIA

Gómez Navarro aboga por financiar la seguridad social con el IVA y una reforma laboral de calado

Taberna pide al Gobierno que se endeude para dar liquidez a las empresas y Sanz pide a los bancos que se "arriesguen"

Actualizada Jueves, 11 de diciembre de 2008 - 04:00 h.
  • PILAR MORRÁS . PAMPLONA

El presidente del Consejo Superior de Cámaras, Javier Gómez Navarro, afirmó ayer en Pamplona que "hay que plantearse seriamente, y a corto plazo, la financiación del sistema de Seguridad Social" porque lastra la competitividad de las empresas. Gómez Navarro acudió a la entrega anual de Premios de la Cámara Navarra e intervino ante el centenar de asistentes, con una disertación, muy elogiada, que precedió a la comida con los homenajeados y las autoridades locales.

Aunque "sin ponerlo en cuestión", el presidente de las Cámaras pidió una "reflexión" sobre cómo se financia en España el sistema de protección social, ya que se nutre de "cuotas, que son un impuesto al trabajo" que pagan en un 10% los trabajadores y un 90%, el "porcentaje más alto de Europa", los empresarios.

De este modo, afirmó, el sistema se paga "con todo lo que se produce en el país", y el consiguiente coste para la competitividad de sus empresas, mientras que en países como Dinamarca, que lo financian con IVA, la protección social "se financia con todo lo que se consume". Reconoció que "es un cambio complejo" del que el comisario Almunia es partidario y que Merkel ha empezado a hacer en Alemania.

También calificó de "insostenible" un modelo fiscal en el que las sociedades tributan al 30% y el marginal del IRPF está en el 43%.

La crisis y otros problemas

Gómez Navarro indicó que la actual es una crisis "por exceso", algo que "se gestiona siempre mal" porque "hay dinero para los buenos proyectos y los malos". Opinó que el sistema se ha colapsado y ahora vivimos el efecto "péndulo" de restricción de créditos. Pero consideró que "los países han tomado las medidas para abordar la crisis financiera con toda su dimensión", si bien en España "con mucho retraso", criticó, aunque destacó una medida "importante para la economía real" como la línea del ICO de créditos para circulante. Confió en que "antes de final de año" estén disponibles "medidas de liquidez" y "exigió" a la banca que la " transmita con rapidez" a la economía real.

Afirmó que España saldrá de la crisis, como Europa y como todos, cuando lo haga EE UU. Sin embargo, aseguró que "el problema real" de la economía española son "dos déficits enormes". A saber, un déficit comercial del 10% del PIB (100.000 millones de euros al año) que "significa que nuestras empresas no son competitivas". Y un "déficit financiero" al tener una tasa media de ahorro del 20% del PIB y una tasa de inversión del 30%, parte de cuya financiación han tenido que buscar fuera de sus fronteras. Señaló que la banca, con más de 300.000 millones prestados a promotores, "antes o después tendrá que reconocer" que va a perder "no menos del 30%" por la devaluación de esos activos.

Pérdida brutal de empleo

Advirtió de la "perdida brutal de empleo" que se avecina en un país que tiene un 30% de empleo eventual, y por tanto, "seis millones de contratos susceptibles de no ser renovados sin coste alguno". Criticó que esta dualidad del mercado laboral "con un 60% de empleados con una superprotección y un 30%, generalmente jóvenes, sin ninguna" hace impensable un cambio de modelo productivo hacia la economía del conocimiento. Culpó a los empresarios por no cuestionar este modelo "que les ha funcionado a corto" y a los sindicatos por "defender" sólo a los trabajadores con contrato fijo. Exigió al Gobierno un "serísimo" esfuerzo de concertación y un "pacto social de calado" para cambiar el modelo de relaciones laborales, que supondrá la reducción de la protección "altísima" para unos y el incremento para los otros.

Cuestionó también el coste burocrático que soportan las empresas y pidió que no se apruebe ninguna ley sin un estudio de su coste para la economía real. Pidió quitarse "prejuicios ideológicos" a los socialistas, para defender la "necesaria buena gestión de los servicios públicos" donde el sector público sea el "garante" de la calidad del servicio, pero sin empeñarse en la "prestación pública" del mismo, que puede ser privada.

Por su parte, el presidente de la Cámara Navarra, Javier Taberna, apeló a la unidad política frente al terrorismo , y al consenso político para que el Gobierno foral use su capacidad de endeudamiento para dar liquidez a las empresas consolidadas en Navarra e invertir en nuevos sectores de valor añadido. El presidente navarro, Miguel Sanz, trasladó el guante a las entidades financieras, a quienes pidió que "realmente arriesguen" y "atiendan a la pyme".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra