Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TIERRAESTELLA

Homenaje por la atención a los niños de Villatuerta

La comunidad se instaló en 1968 y desde entonces se ocupa del día a día de una guardería, donde atienden ahora a 45 niños

Actualizada Martes, 9 de diciembre de 2008 - 04:00 h.
  • M. M. E./J. A. . ESTELLA/VILLATUERTA

Han pasado 40 años desde que la congregación de Santa María de Leuca se instaló en Villatuerta. Desde entonces se han ocupado de dirigir una guardería, que atiende ahora a 45 niños de la localidad y poblaciones vecinas, una labor que comenzaron sor Laurencina, sor Tarsicia y sor Jacobina. Así lo recordó el domingo la madre superiora Sabina Carideo, en una jornada en la que se rindió homenaje a toda la comunidad, compuesta ahora por ocho religiosas procedentes de Italia, India y Filipinas.

"Estamos muy agradecidas a todos. Hoy se ha podido ver que nos quieren mucho en el pueblo. La fiesta ha resultado francamente emotiva y queremos agradecérselo a todos: a las autoridades, a los vecinos y a los diferentes párrocos que hemos conocido", enumeró.

El domingo fueron muchos de ellos los que quisieron acompañarles. En la misa, que se celebró por la mañana, estuvieron presentes ex párrocos como Javier Aranguren, Jesús Azanza Imaz y Elías Pitillas, además del actual, Rufino Ganuza, y el titular de Oteiza, Ángel Mauleón. El arzobispo de la Diócesis, Francisco Pérez González, fue quien presidió la ceremonia religiosa, que congregó a otras 12 religiosas de la misma congregación, que se acercaron a Villatuerta desde Noáin.

Fue un momento para recordar las cuatro décadas de servicio que han cumplido en esta población navarra, desde que se trasladaron de Madrid para llevar a cabo una obra social. "Un señor nos ofreció su casa, nuestra madre fundadora aceptó y creo una guardería", recordó. Aunque aseguró que los comienzos fueron difíciles, enseguida se adaptaron y los propios vecinos les ayudaron mucho. Así lo corroboró Sabina Carideo, que llegó en los primeros años y salió después a Portugal. Ahora, lleva ya ocho en Villatuerta y ella ha sido partícipe estos últimos años del aumento de religiosas en la comunidad, que comenzó únicamente con tres hermanas.

Su dedicación hoy no se limita solamente al cuidado de la guardería. Las religiosas dan catequesis, se ocupan del arreglo de las flores y del lavado de la ropa de la parroquia y acompañan personalmente a la escuela a los niños que comen a su cargo en las dependencias que ellas regentan.

Regalos de agradecimiento

En la ceremonia religiosa, el Ayuntamiento de Villatuerta, que encabeza Patxi Martínez Urritzelki, les obsequió con un ordenador y dos libros. Uno recogió en fotografías su labor durante estos cuarenta años y otro se elaboró íntegramente con agradecimientos y dedicatorias de los propios vecinos. Como respuesta, la congregación invitó después a los presentes a un aperitivo, que presidió una gran tarta con 40 velas.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra