Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
ANÁLISIS JON IRIBERRI

GRAN JAULA, ¿CON AGUJEROS?

Actualizada Martes, 9 de diciembre de 2008 - 03:59 h.
  • JON IRIBERRI ES LICENCIADO EN ACTIVIDADES FÍSICAS DEL DEPORTE

E L rumbo que toma una magnífica final como la vivida en la jornada de ayer es incierto a cada pelotazo. El Cuatro y Medio es una modalidad que permite alternancia en el tanteo y en el juego, dado que los fallos y los aciertos son simplemente inevitables. La "jaula" es pues un gran sobrenombre para definir esta azarosa sucesión de rápidos pelotazos.

Sin embargo, un aspecto que llamó poderosamente mi atención ayer, fue el uso de las estrategias mas allá del tiempo de pelota en juego, (doce minutos escasos) para una duración de partido de -atención- casi una hora. Si ya resulta habitual utilizar los cinco descansos reglamentarios de dos minutos de duración para consultar cuestiones tácticas con el botillero, reajustar las protecciones o simplemente para tomarse un respiro, no podemos obviar el uso estratégico que tiene retirase al vestuario, aquejado de alguna molestia para desequilibrar al contrario. De manera muy poco casual, estas retiradas "forzosas" siempre coinciden con tacadas de tantos del rival y una manifiesta incapacidad de darle la vuelta a la situación. Lo cierto es que cumplen perfectamente su objetivo, dado que el pelotari que queda en la cancha pasa de tener la manija del marcador bajo control, a esperar -intentando no desconcentrarse- pero sin saber cuanto, ni a qué. Y esto genera una inseguridad y perdida de la posición muy ventajosa pasando de mandar a obedecer sin saber como. Obviamente habrá quien tiene más sangre fría para sobrellevar esto y quien pierde los papeles en la espera.

Ayer, tanto Aimar como Juanutilizaron este inteligente recurso en dos momentos muy concretos del partido y, si bien a Irujola entrada en vestuario le permitió, hacer tanto y recuperar material y distancia para seguir con vida en un partido que se le iba de las manos, Aimar consiguió el máximo que se le puede pedir a cualquier interrupción deseada: recuperar material, darle la vuelta al marcador y sacar del partido al rival. Visto lo visto, cabe la posibilidad de que el reglamento actual de la jaula permita que los más pájaros entren y salgan de ella, para intentar cambiar el rumbo de los acontecimientos.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra