Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Sedación, el control del dolor

Actualizada Domingo, 7 de diciembre de 2008 - 03:59 h.
  • M.J.E. . PAMPLONA.

LA mejor información que tienen los pacientes es su propia experiencia, asegura Marcos Lama. Su trabajo diario en el cuidado de pacientes terminales le permite afirmar que la información es esencial. Eso sí, a medida de cada paciente. "Hay personas que no quieren hablar de su enfermedad y a otras les libera hacerlo", destaca. En cualquier caso, la información que transmiten los profesionales debe ser progresiva y acorde con la proporcionada por los médicos de cabecera. "A veces no hace falta ponerle nombre y apellido a las cosas pero sí saber a qué se enfrenta una persona", apunta este especialista que no es partidario de mentir.

Así, hay familias a las que les da "miedo hablar" y, en ocasiones, "el sufrimiento para el paciente puede ser máximo porque no se habla", dice. Y añade que poder despedirse de los seres queridos o dejar claras las cuestiones pendientes proporciona una gran tranquilidad a los enfermos. "Es duro, pero permite tener experiencias que si no, no se pasarían".

El especialista añade que cuando la muerte se asume no preocupa tanto el hecho de morir sino cómo morir. "La posibilidad del sufrimiento y del dolor provoca muchas dudas y miedo", afirma. En este sentido, Lama opina que la mayoría de los síntomas físicos y psicológicos se pueden controlar en el domicilio.

Los sanitarios, afirma, se encargan de preparar a la familia, o al cuidador, ante las complicaciones más frecuentes, como sangrado, vómitos, obstrucción intestinal, etc., aunque es probable que en estas situaciones el paciente ingrese hasta controlar la situación, añade.

En este proceso, los sanitarios disponen de toda una batería de técnicas para atender al enfermo, como bombas de infusión de medicamentos, y los equipos de San Juan de Dios se encargan de cambiar las vías por donde se administran los fármacos, de variar los medicamentos más complejos, etc. "Aportamos un plus a situaciones complejas", recalca.

Con todo, la pregunta está en el aire ¿Qué pasa si el dolor crece? A juicio de Marcos Lama la sedación es una herramienta terapéutica más que se puede aplicar también en el domicilio. "Ante un síntoma no controlado con todo el arsenal disponible la indicación es sedar", añade. Y recalca que la sedación no es otra cosa que "disminuir el nivel de conciencia lo suficiente como para reducir el dolor".

Según cada caso este extremo puede llegar incluso a comentarse con el propio paciente y preguntarle su opinión, añade Lama. "Creo que les da tranquilidad saber que en casa también van a tener controlado el dolor", afirma. Además, el especialista asegura que "ninguna medida va a adelantar ni a retrasar el desenlace final".

Lama recuerda que su objetivo es dar "calidad" al paciente en esta situación. Y un indicador de calidad, añade, es que entre el 60% y el 70% de los pacientes que entran en este programa fallecen en sus domicilios.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra