Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
LA VIDA DE LANDA, EN UN LIBRO

Landa lo cuenta todo

La memoria del actor navarro revela la grandeza y la miseria de su profesión en la biografía "Alfredo el grande. Vida de un cómico", que ha escrito el guionista y profesor Marcos Ordóñez. Un libro que "no es de chismes", sino "de vida"

Actualizada Domingo, 7 de diciembre de 2008 - 04:00 h.
  • MARÍA ANTONIA ESTÉVEZ . MADRID.

ES verdad lo que promete el título de la biografía que se acaba de presentar en Madrid, (Alfredo el Grande. Vida de un cómico. Landa lo cuenta todo, de Marcos Ordóñez, editorial Aguilar): Landa lo cuenta todo. Pero sería un error asomarse a este libro por el índice onomástico para ver qué dice el cómico navarro de fulano o de mengano y extraer de ahí un algo escandaloso con qué alimentar esa polvareda que ha acompañado la llegada del libro a las librerías.

Éste no es un libro de chismes sino de vida, y como tal es cierto que dice cosas tremendas del mundo que le ha tocado vivir, de las personas que lo habitaron, de las grandezas y miserias de una profesión ejercida en los tiempos oscuros del hambre y de la incuria, y también en los años boyantes del éxito fácil, del dinero rápido, del negocio seguro. "Yo no hablo mal de la gente, asegura Landa, solo constato la realidad. Aquí estamos para decir lo bueno, lo malo y lo regular, que siempre van mezclados". Por encima de todo, este libro es un vehemente auto de fe en el oficio del actor.

Pérez Reverte

La culpa del libro la tiene Arturo Pérez Reverte. Fue él quien convenció a Landa de que debía contar su vida y fue él quien persuadió a Marcos Ordóñez para que le ayudara en el empeño. No fue fácil tarea. "Yo no quería saber nada de biografías", dice Landa. "No sé escribir. Y no hay nadie a quien pueda traspasar lo que siento", le dijo.

Tampoco lo tenía muy claro Marcos Ordóñez (Barcelona 1957), profesor de guión en la Pompeu Fabra , guionista, escritor de novela y ensayo y crítico de teatro. "No conocía a Landa y con Pérez Reverte había cruzado una única conversación telefónica dos años atrás. Cuando me propuso la biografía de Landa le advertí de que sólo escribía de aquello que me apasiona. El territorio Landa me parecía sugestivo pero necesitaba ver si Landa era realmente un narrador como me parecía viéndolo en pantalla. Ya me había llevado sorpresas con otros encargos. Pero me bastó un minuto de charla con Landa para darme cuenta de que era un narrador fuera de serie. Su memoria era portentosa, era ameno, vehemente, desbordante, y también sincero. Justo lo que buscaba". También a Landa le cayó bien Ordóñez: "Yo me precio de conocer al pájaro por la cagada y aquel día nos dieron las tres de la mañana hablando de lo divino y humano. En esa velada supe que a él sí podría contarle mi vida".

Después de horas de conversación, 25 cintas de casete de 90 minutos , y después de que Ordóñez se viera más de un centenar de sus películas, Ordóñez decidió cómo enfocar el texto. "Me di cuenta de que el propio Landa me iba a dictar el libro y de que lo mejor que podía hacer era desaparecer y dejarle hablar. Mi trabajo fue restituir su voz, atrapar sus ritmos verbales, sus expresiones peculiares, su propio compás". Lo ha conseguido. Cualquiera que haya cruzado dos palabras con Landa reconocerá en este torrencial monólogo de 350 páginas todo su léxico desbordado, sus ingeniosas ocurrencias ("ese sabe de cine lo que yo de herrar mosquitos" o "aquel era más lento que el ángel de la guarda de Kennedy"). Pero si estas memorias transpiran veracidad es gracias a la sinceridad suicida de Landa, que le lleva a definir a las personas tal como las ve. ("Gracita Morales era caprichosa, despótica e intratable" o Imperio Argentina: "Un monstruo de persona. Un horror. Era una niña malcriada, pagada de sí misma, despótica hasta lo inverosímil, una diva en el peor sentido de la palabra."). Pero lo razona, explica por qué lo ve así y desvela, "si la hay, que a veces es difícil encontrarla", la otra cara de la moneda. Te dice: "Miguel Mihura era un hombre raro, difícil, contradictorio. Áspero y educado, vago y destajista, tremendamente gracioso. Muy inteligente, de los más inteligentes que he conocido. Y un director excepcional". O cuando refiriéndose a Luis García Berlanga, señala: "Yo siempre he dicho que es un maestro y un cabrón con ventanas a la calle" Y lo justifica: "En La Vaquilla, un sábado en agosto, a las tres de la tarde, en Sos del Rey Católico, me hizo subir a una loma cuarenta y una veces". También Basilio Martín Patino repetía mucho en los rodajes. "Muy callado, muy serio, muy educado, pero pesadico, pesadico, pesadico".

Amigos y enemigos

A quien Landa no soportó nunca fue a José Luis Dibildos, que le cameló para hacerle firmar un contrato que Landa no quiso ni leer. "En la letra pequeña había una cláusula que estipulaba que Dibildos se llevaría la parte del león de todas las películas que durante los siguientes tres años realizaría con él". Fueron dos años de agonía y al tercero Landa le escenificó tal bronca que consiguió liberarse del contrato. Por algo dijo Luis Aguilé que Landa es el actor que mejor se cabrea del cine español.

A Pepe Sacristán le une quizás la amistad más sólida del mundo del cine, pero Landa ha contado y cuenta con grandes amigos en el teatro como lo fue el solitario Antonio Ferrandis al que recuerda cenando solo en el camerino entre función y función "Hasta que llegué yo. Llamaba a mi puerta, muy discreto, y me decía: "Alfredo, prueba estas croquetas" o "Alfredo, prueba este muslo de pollo, verás qué cosa más rica" y así empezamos a cenar juntos y a charlar. Entre croqueta y muslito me daba buenos consejos sin ninguna petulancia. Aprendí mucho de él y se convirtió en un hermano mayor."

Recuerda Landa cómo cuando murió, cogió un tren y se plantó en su pueblo, en Paterna. "Poca gente fue al entierro pero lo peor fue al día siguiente: había muerto uno de los actores más grandes de España y los periódicos repitiendo aquella sinsorgada de "adiós a Chanquete", como si no hubiera hecho otra cosa en su vida".

Te descubre Landa cómo grandes actores geniales en el estreno de una obra luego se aburrían en las interpretaciones sucesivas, como José Bodalo, que se enchufaba la radio en escena para oír los partidos. Contestaba sin fallar una réplica pero escuchando el partido con un auricular. "!Y no gritaba gol porque no lo quería Dios!". O Rafael Alonso, que "cuando se cansaba, y se cansaba a la tercera representación, no paraba de hacer gamberradas como un crío. A mí eso me ponía a morir porque en teatro hay que estar dale que te pego función tras función porque la gente te da dos horas de su vida."

Landa da fe también de cuántas veces, en las extenuantes giras por provincias con las compañías de teatro en las largas jornadas de rodaje, con frío, con lluvia o con un calor de justicia, ha vivido momentos de desfallecimiento, de pasmo, de incredulidad, de preguntarse por el sentido de seguir machacándose el cuerpo de esa manera en lugar de estar en casa con la familia y en una cama caliente. "Pero entonces se encienden los focos, empieza la acción, se alza el telón, y ya no querrías están en ningún otro lugar del mundo".

Hablade los altibajos de la profesión. "No me cansaré de repetirlo: la vida de un actor está hecha de altibajos y así hay que aceptarla. Una de sus peores películas, Una rosa al viento, la hizo tras recibir el premio al mejor actor por Los santos inocentes en Cannes. " Estaba allí sentado junto a John Huston y Albert Finney, con Marcello Mastroiani y Catherine Deneuve, con Faye Dunaway. Y yo les miraba y pensaba así que me van a dar a mí el premio. ¡Me lo van a dar a mí!" Y poco después, una película infame, la única que le ofrecieron. La aceptó con humildad: "Ya llegarán ofertas mejores. No puede uno cerrarse en banda. Empiezas a decir que no, sales del circuito y ya no vuelven a llamarte."


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Los santos inocentes y pare usted de contar lo demas basura como bien dice la marrana. Y en lo de facha tambien le tengo que dar la razon Cain
  • Te titulas La marrana, dices que hay que joderse. Dices que el 90% son auténtica basura. No sabes porqué te cae simpático. Lo comparas con Barden el rojo que recibe el Oscar americano que grita a los cuatro vientos el NO A LA GUERRA. Pero bueno es que crees que a los demás les gusta la guerra. Qué pobre interpretación de ti vida. Deja que a la gente le guste Alfredo, que es natural y no hace mal a nadie. Porfa.3.03.33 del número 3 en Atraco a las TRES.
  • Para La marrana: ¿quién te crees que eres para decir que el 90% de las películas de Landa son basura? Que sea el de derechas o no imporata un bledo a la hora de valorar la interpretación de un actor y el valor de su cine. Qué maniqueísmo. Viva Alfredo Landa, Dios le de muchos añosAlfredo el grande
  • Me guste o no lo que dice, me encanta que aún haya gente que dice lo que piensa, sin amenazar, sin atacar, simplemente ejerciendo la libertad.No todo está perdido
  • Alfredo Landa compararte con Bardem (subvencionado del arte zapatero), la industria del cine americano necesitaba un "matao" latino y pensaron en en el hijo de la roja, le vieron en el No a la Guerra y pensaron con este no necesitamos publicidad ni lanzamiento, nos lo promocciona el presidente de España, y por cuatro perras se llevaron al anti americano, les salio barato convercerle, por dinero, cambia pronto de ideas este sujeto. Animo Alfredo, actor en estado puro.Javier Buñuel
  • Gracias Alfredo, empezaba a pensar que no había dignidad en la profesión, que todo eran pesebres.JOSUNE
  • Contra este actor o cómico no se menten aqui. Muy de derechas, su gurú es Federico (hay que joderse), navarrico de nacimiento y de sentimiento pero no ejerce por razones obvias de trabajo. El 90% de sus películas es auténtica basura pero tiene en su curriculum un par obras maestras. No se porque me cae simpático aunque esté en las antítesis de su idelolgía. Claro que Bardén es mucho mejor y tiene un Oscar americano aunque grite a los cuatro vientos NO A LA GUERRA.La marrana
  • Un orgullo para Navarra y para España......Que grande eres Alfredo ¡¡¡¡¡¡¡¡Navarro

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra