Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

El descubrimiento de la vocación

Actualizada Domingo, 7 de diciembre de 2008 - 03:59 h.
  • MARÍA ANTONIA ESTÉVEZ . MADRID.

Landa es un alumno de bachillerato y se acerca con sus amigos al local de la Juve ( Juventudes de Acción Católica de San Sebastián) donde juegan al futbol, al baloncesto o al ping-pong y donde había también un cuadro artístico que dirigía Alberto Aróstegui. A Landa le encomendaron un pequeño papel en El verdugo de Sevilla de Muñoz Seca, un catalán dueño de la fonda donde transcurre la acción. Como Landa había vivido en Cataluña, le dieron el papel. Llego el día del estreno y le aplaudieron dos mutis pero al decir su tercer mutis, ("adiós muy buenas") y salir de escena, "escuché un aplauso distinto a los anteriores. En aquel momento sentí algo extraño, algo especial. Algo que iba más allá del orgullo, de la satisfacción. Algo que no había sentido nunca. Me quedé paralizado, como si me hubiera atravesado un rayo. Y lo vi todo claro: aquello era lo mío. Cómico. Quiero ser cómico."


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra