Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TUDELA

La murchantina Pilar García Escribano pinta un retablo de 8 cuadros para una iglesia de Benidorm

Los cuadros, de 3 metros de ancho por 4 de alto, plasman distintas escenas de la vida de San Francisco de Asís

Actualizada Viernes, 5 de diciembre de 2008 - 04:00 h.
  • E.A./M.T. . MURCHANTE

Dos años de trabajo "muy intensos". Éste es el tiempo que ha invertido la pintora murchantina Pilar García Escribano en realizar un retablo de 8 cuadros sobre la vida de San Francisco de Asís que se instalará en la parroquia del mismo nombre de Benidorm.

La autora ha pintado estas obras, de 3 metros de ancho por 4 de alto, de forma altruista. Según dijo, el párroco, Francisco Juan Galiana Roig, le convenció aunque no disponía de fondos para sufragarlo. "Le dije que no se preocupara, que me conformo con que me pague los materiales, y que el trabajo era cuenta mía", afirmó la artista. Galiana contactó con ella por medio de un murchganino que reside en Benidorm.

Estas obras se exponen hasta el próximo día 14 en la casa de cultura de Murchante y, posteriormente, se trasladarán al templo de Benidorm, donde se instalarán a ambos laterales de la nave principal, separados cada uno de ellos por algo más de un metro de distancia.

Libertad "total"

El tamaño de las obras obligó a la pintora a realizarlas en una bajera de su propiedad en Murchante, ya que en su casa no cabían. "Me dejaron libertad total para hacer las tablas. Me ayudé mucho por Internet y una cuñada religiosa que tengo me puso en comunicación con un cura de San Francisco de Asís que fue uno de los que más información me mandó", dijo la autora.

Los cuadros del retablo, realizados con la técnica mixta acrílico y óleo, incluyen distintas escenas de la vida de San Francisco de Asís, desde la renuncia del santo a sus bienes en presencia de su padre y del obispo Guido II, "hasta el final", indicó la pintora. En una de las tablas, y como homenaje a Benidorm, plasma al santo hablando con los peces en una playa ante la propia ciudad. En otro cuadro, la pintora recuerda a su tierra con imágenes de Murchante y Ablitas con el Moncayo, al fondo.

La autora reconoce que la parte más difícil de la obra, aparte de elegir los temas, fue realizarlos. "Se van a colocar a 3 metros de altura y, como hay muchas figuras, hay que buscar las proporciones de las mismas". Por otra parte, se mostró muy satisfecha con su trabajo y destacó la colaboración que ha tenido de vecinos de Murchante y de su propio marido, el poeta Manuel Martínez Fernández de Bobadilla, que ha realizado los textos explicativos de cada tabla.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra