Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CONCENTRACIONES CONTRA ETA

"Estamos muy unidos"

Olatz Uría, hermana del empresario asesinado, agradece las muestras de apoyo recibidas

Actualizada Viernes, 5 de diciembre de 2008 - 04:00 h.
  • M. SÁIZ-PARDO . AZPEITIA.

LA concentración en homenaje a Ignacio Uría en Azpeitia concluyó ayer con un cerrado y prolongado aplauso. Olatz, una de sus hermanas, tomó la palabra para, a duras penas, agradecer las muestras de cariño recibido: "Todo el apoyo es poco, porque Ignacio está muerto, y yo quiero a mi hermano", lloró.

"En el pueblo nos quieren mucho... bueno, algunos", precisó Olatz Uría, quien tuvo un recuerdo emocionado para Manoli Aramendi, viuda de Ignacio, y madre de cinco hijos, tres varones y dos mujeres.

"Necesita a su marido"

"Está valiente, pero necesita a su marido, estaban muy juntos y lo va llevar muy mal porque estaban muy unidos. Era un matrimonio que trabajaba mucho pero también viajaba mucho", siempre "juntos, el uno con el otro", explicaba Olatz acompañada del resto de sus hermanos.

El mayor de ellos, Imanol, destacaba la trayectoria de su hermano en la empresa y el esfuerzo en sacar la constructora adelante. "Si hubiésemos sido...no sé qué...pero hemos estado toda la vida a rastras, a rastras. Hemos llegado hasta aquí y esto es lo que ha pasado".

La hermana de la última víctima de ETA en ningún momento reprimió las lágrimas, pero tampoco un deje de orgullo al referirse a Ignacio.

La gente "le quería mucho", presumió, e hizo hincapié en que nunca se fijó en los colores políticos a la hora de dar un empleo.

Olatz destacó tras la concentración que la numerosa familia (Ignacio tenía ocho hermanos más, cinco hijos y numerosos sobrinos), está muy unida en los momentos que han seguido a su asesinato.

Este cariño también se extendía a su juicio a la gente de la empresa constructora Altuna y Uría, que dirigía junto a otros miembros de su familia, y en la que había empleados de todo tipo de ideas.

El gerente de la firma, Fernando Lucas, recordaba también cómo Ignacio era el que sacaba ánimos en los malos momentos."Y nos decía, en euskera, que había que ir siempre adelante".

Un viaje pendiente

"Tenía trabajando a gente de todos los ideales. Era demasiado bueno, todos le pedían trabajo y si no era una cosa les daba otra, era una persona muy humilde", recordó con ternura.

Olatz, antes de concluir, desveló un detalle: su hermano y su cuñada tenían previsto desplazarse hoy a Alicante para pasar unos días de descanso. "Incluso había limpiado el hijo mayor el coche para el viaje", pero dos balas etarras lo ha impedido y Manoli, en el tanatorio donde vela su esposo, no deja de preguntarse "por qué no habremos salido el lunes".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra