Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
MÚSICA | SANTI ECHEVERRÍA

En la cima del pop

Actualizada Viernes, 5 de diciembre de 2008 - 04:00 h.

U N festival Joven Día de Navarra en un formato menor al de años anteriores tuvo a Amaral de triunfador de la noche y sirvió para demostrar que un grupo como Hombres G destila enormes dosis de profesionalidad y presencia, pero en su segunda etapa no tiene la misma fuerza que Amaral, que hoy es uno de los grupos en la cima del pop español.

Los madrileños tuvieron que lidiar con la realidad de que había sido un martes laboral, al margen de tiempos de crisis . Fue casi al final de su actuación cuando el Anaitasuna había tomado tono suficiente en cuanto a presencia de público. Supieron estar a la altura, armarse de profesionalidad y tablas para lidiar un repertorio en el que conjugaron temas de su último trabajo Diez. No había ni proyecciones de video ni ningún otro elemento visual que les cubriera las espaldas, al margen de una iluminación correcta. O sea que eran ellos en pura esencia, demostrando que su segunda juventud les ha sentado muy bien, con ganas y actitud. David Summers supo usar las armas de su divertido falsete, que combinó en momentos con un registro en el que se entregaba de otra manera, rompiendo la voz y acercándose a maneras más rockeras, bien apoyado por los riffs de guitarra de Rafa Gutierrez y en menor medida de Dani Mezquita. Tuvo su recital el momento de las baladas pero estaba planteado para desarrollarse de menos a más. Así que la parte final se convirtió en una fiesta. Colaboraron los coros en Chica cocodrilo, Indiana o Visite nuestro bar. Y llegó el momento de que el batería Javi Molina deja la trasera del escenario para convertirse en un tenor de voz cazallera que, atizándose un trago de tequila, comienza a cantar aquello de "Io sono Alcapone de la mafia...", su conocidísima Venecia. Era el momento del jolgorio para terminar con Sufre, mamón. Buen final para un veterano grupo que sigue en forma.

A continuación llegó el relevo generacional con una formación que crece como la espuma y que demostró que su directo está muy por encima de cualquier grabación. Eva Amaral y Juan Aguirre, muy bien acompañados por Octavio Vinck en las guitarras, Zulaima Boheto en el chelo y coros, Quique Mavilla en los teclados, Iván González en el bajo y Coki Jiménez en la batería comenzaron de manera fulgurante con temas de su último disco Gato Negro, Dragón Rojo como Kamikaze o Tarde de domingo raraa las que siguieron El universo sobre mí, Toda la noche en la calle o El blues de la generación perdida. Se les notaba radiantes, con ganas, dominando el escenario, tanto Eva como Juan. Ella, ceñida en un corto vestido negro y moviéndose como un ciclón sobre zapatos de tacones estratosféricos, pura vitalidad, voz tan descomunal como afinada que gana en sus registros graves y sosegados. La cara de Amaral es la del mensaje a golpe de pop-rock apasionado con presencia, actitud, gesto, liviana coreografía y enorme capacidad vocal de Eva que sabe dosificar mejor que nunca. Se mantiene en un momento envidiable de potencia, poderío en graves pero también en registros agudos y con un vibrato desgarrado que sabe administrar con muy buenos resultados. Y Juan, enorme en las guitarras, no sólo en la Riceknbacker, creando atmósferas, apoyando en melodía, dibujando segundas melodías con claridad conceptual más que notable e inspirada por el sonido más anglosajón.

El concierto tuvo muchos momentos, también acústicos y sosegados, repasando su último doble trabajo con La barrera del sonido, Las chicas de mi barrio, Esta noche, Las puertas del infierno, Gato negro, Rock&Roll e incluso con Juan cantando más que desatado en Es solo una canción. Pero barrió como una tormenta con siroco en temas como Big bang, Marta, Sebas, Guille y los demáso por supuesto en Revolución o Te necesito. Final feliz, Eva, Juan y los suyos supieron llevarse al público de calle.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra