Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SOCIEDAD

Confesiones en cuatro idiomas

César González Purroy y David Galarza Fernández confiesan en español, inglés, alemán e italiano. A ello les ha llevado ser párrocos de Viana y Estella, por donde pasan cientos de peregrinos extranjeros al año.

Actualizada Jueves, 4 de diciembre de 2008 - 04:00 h.
  • M. MARTÍNEZ DE EULATE . ESTELLA

HALF an hour before the Holy Mass, you can avail of the confesion in spanish or in english in this San Juan Chapel". O lo que es lo mismo en castellano, "media hora antes de la Santa Misa puedes recibir el sacramento de la penitencia en esta capilla de San Juan en español o inglés". Con ambos mensajes se informa en la iglesia de Santa María de Viana de la posibilidad de confesarse, también en el idioma anglosajón.

Su párroco, César González Purroy, se ha visto abocado a ello por ser sacerdote de una de las ciudades navarras incluidas en la ruta del Camino de Santiago y lugar de paso, por tanto, de cientos de peregrinos extranjeros al año. "Existía una necesidad y yo vi que era capaz de entender de una manera bastante completa este idioma. Utilizo un pequeño guión y la mayoría me entiende bien. Aquí viene gente de todo el mundo y muchos hablan inglés. Por eso debemos estar a la altura de los tiempos", comentó.

No son muchos los que lo solicitan, pero hay que tener en cuenta que la misa vespertina diaria suele reunir a una media de cuarenta peregrinos. "Alguna vez no he podido confesar por no conocer determinado idioma, me ocurrió con un francés, o por tratarse de una persona de religión protestante. Ella quería, pero desde el obispado me confirmaron que no podía hacerse por no haber sido bautizada. Pero al margen de estas situaciones puntuales, es un servicio que debe dar la Iglesia, aunque a algunos les parezca un rollo", consideró.

Además de los que visitan el templo sin detener la marcha, a quienes pernoctan en el albergue parroquial también se les informa de esta opción. "Yo tengo trato con ellos y después de cenar hacemos un rezo en el coro. Entonces, muchos aprovechan para confesarse", contó César González.

David Galarza Fernández, responsable de la iglesia San Miguel de Estella, hace lo mismo desde el mes de abril, cuando abrió sus puertas el albergue parroquial, con 29 plazas disponibles. "Antes, los peregrinos se quedaban en los otros dos que existen en la parte baja de la ciudad y no subían hacia aquí, pero ahora siempre hay gente y lo piden", argumentó.

En su caso, son mayoritariamente italianos y alemanes quienes lo demandan. Según sus cálculos, este año habrá confesado a unas treinta personas de ambos países en su lengua natal, idiomas en los que se desenvuelve con soltura, además del inglés. "Estudié alemán y allí pasé tres veranos. El italiano lo conocía menos, pero a raíz de tener en el albergue una trabajadora de allí me animé y me fui hace varios meses dos semanas. El día a día con ella me ayudó después a conservarlo", comentó Galarza.

Antes, en Villamayor

Antes de llegar a Estella, en 2004, ofrecía el servicio en la parroquia de San Andrés de Villamayor de Monjardín (Tierra Estella), donde permaneció dos años. "Allí lo anunciaba con un cartel en el muro de la entrada y aquí tendré que ponerlo", dijo.

Ya lo ha hecho en una de las estancias comunes del albergue para avisar del horario de misas y del acto de bendición del peregrino. Lo ha escrito en 14 idiomas, seis más que con los que habitualmente celebra la bendición, cuya bienvenida se hace siempre en español, italiano, francés, alemán, inglés, holandés, portugués y euskera y cuyo final se lleva a cabo siempre en latín. "Los curas intentamos saber idiomas porque, aunque en el día a día no toca tanto, siempre hay situaciones en las que es necesario, como es el caso (para poder entablar conversaciones con peregrinos), o en las mismas bodas, donde los protagonistas valoran que se hable en su idioma. Yo celebré una en alemán", indicó.

Pero en su parroquia se han escuchado muchos otros: hebreo, japonés, coreano, polaco... "A algunos que lo han pedido no les he podido confesar por eso. Una vez estando en Colonia me lo pidió una chica hasta en swahili", recordó.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Pues sí señor. Una labor estupenda. Yo también vivo a la vera del Camino de Santiago y cada peregrino que pasa es una historia diferente y un mundo. ¿Quién sabe si Dios no ha dispuesto que en ese día te encuentres con ese peregrino concreto que a través de ti se encuentra con Dios y tú también a través de él? En mi opinión es muy importante la acogida y la labor pastoral de los curas del Camino de Santiago: impartirles la bendición del peregrino en sus lenguas (como se hace en Los Arcos, por ejemplo), saludarlos al final de las misas diarias... Lo agradecen mucho. Y un buen encuentro con Dios, consigo mismos y con los demás que es toda la Peregrinación puede suponer un cambio radical en sus vidas.Gregorio Silanes
  • David, cada vez me sorpendes mas. Eres listo, paciente con los niños, enrollado con los adolescentes, trabajador, genero... que suerte tiene la parroquia de San Miguel de tenerte como parroco.PESE A QUIEN PESE ENVIDIOSOS INCLUIDOS TE FELICITO

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra