Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
BALONCESTO

El Real Madrid desperdicia cuatro balones para ganar al Panionios (68-66)

Los españoles lograron remontar una desventaja de hasta 27 puntos

Actualizada Miércoles, 3 de diciembre de 2008 - 22:31 h.
  • AGENCIAS. Atenas (Grecia)

Felipe Reyes, estandarte y líder del Real Madrid, estalló en los albores del tercer cuarto dominado por la impotencia en el fragor de una noche negra para el madridismo sobre la pista del Panionios griego, donde los blancos pasaron del averno (50-25 m.24) a disponer de cuatro lanzamientos para ganar en la penúltima posesión (68-66).

Cuatro intentos sobre el aro local, con sus respectivos rebotes ofensivos para generarlos, no bastaron al Madrid para llevarse un choque por el que deambulo sin término medio. Cuando fue superior, lo fue sin medias tintas. Cuando estuvo a merced del Panionios, también conoció los rincones más aberrantes.

El Real Madrid, que de nuevo dejó al heleno Lazaros Papadopulos de mero espectador en el banco, bordeó un ridículo histórico, concretado en una máxima desventaja de veintisiete puntos (52-25). El serbio Branko Cvetkovic reanimó a un Panionios moribundo hasta llega a esa situación ante un rival que se las prometía felices por el panorama que se le abría ante sí (4-12 m.7).

Al Madrid le respaldaban el marcador y el juego que desplegaba sobre la pista del Hellenikon cuando el alero serbio empezó a ver aro. El conjunto de Aleksander Trifunovic había buscado insistentemente al estadounidense Lonny Baxter en la pintura para sin resultados hasta que el serbio empezó a dejarse notar.

El hundimiento madridista se gestó en la salida del quinteto inicial de Raúl López y de Felipe Reyes. Cuando el base y el pivot internacionales pasaron al banco, el Panionios estalló de golpe. De tal modo, que acabó el primer cuartop por delante (17-13) tras un parcial de 13-1.

Los blancos no sabían donde estaban, pero tampoco supieron recuperar la orientación en el descanso entre el primer y el segundo cuartos. Al contrario, el Panionios se creció aún más. Sin noticias del estadounidense Louis Bullock, nada valioso por parte de Pepe Sánchez y todo el equipo sumido en una ceguera ofensiva galopante, los griegos tuvieron en su mano la posibilidad de castigar al Real Madrid con la velada más nefasta de su historia en los torneos continentales.

El intermedio sacó al equipo de Joan Plaza de un auténtico potro de tortura (41-25). Los madrileños no daban una a derechas. Incluso encajaron otro repaso considerable en el principio del tercer periodo.

Si las cosas ya estaban mal, un parcial de 11-0 le abocó al abismo (52-25 m.24). El caos rodeaba al Madrid, pero el croata Marko Tomas, el belga Axel Hervelle, la dirección de Raúl López y el aroma de algún golpe de suerte (como el triple Alex Mumbrú que cerró el tercer tramo) y, sobre todo, de una defensa en zona ordenada por Plaza, sacaron de la fosa al conjunto de Vistalegre.

La reacción paró en secó a los griegos. A cuatro minutos para la bocina temblaban ante la esperpéntica opción de terminar derrotados tras haber dominado por veintisiete tantos (60-58). Marko Tomas se lo puso aún peor con 1:21 minutos pendientes (63-64).

Todo sonreía al Madrid para rematar una reacción heroica. Y entonces volvió a fallar. Y no por culpa del Panionios. Ivan Zoroski empató a través de un tiro libre (64-64) y Cvetkovic recuperó el mando también desde la línea de personal (66-64). De todas formas, aún restaban veintinueve segundos. El Madrid tenía la ocasión de ganar el choque. Tomas la conservó (66-66).

Pero el Madrid no dispuso de una. Dispuso de cuatro. Tres desde el arco de triples y una a través de una penetración sin aprovechar ninguna. Cuando el balón regresó a manos de los locales, el estadounidense Aaron Miles atravesó el campo en solitario y dejó una bandeja que selló el choque (68-66), arruinó la reacción conducida por algunos de los madridistas que menos disfrutan de los focos públicos y pagó la cuenta pendiente de algunos de los peores minutos que se le recuerdan en los torneos europeos.

Panionios (17+24+17+8) 68: Miles (7), Kalampokis (6), Cvetkovic (21), Marinos-Raitsevits (-), Baxter (8) -cinco inicial-, Xanthopulos (4), Zoroski (10), Georgallis (2), Kendall (5), Gianulis (2) y Dikudis (3).

Real Madrid (13+12+20+21) 66: López (7), Tomas (18), Hosley (3), Massey (9), Reyes (10) -cinco inicial-, Sánchez (-), Mumbrú (6), Bullock (-), Llull (1) y Hervelle (12).

Árbitros: Muhvic (CRO), Jovcic (SRB) y Chebyshev (UKR). Excluyeron por personales a Mumbrú (m.40).

Incidencias: encuentro correspondiente a la sexta jornada de la primera fase de la Euroliga 2008-09 disputado en el Complejo Olímpico Hellenikon Atenas ante unos 2.000 espectadores.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra