Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SOCIEDAD

El reclamo del ganado, la artesanía y las degustaciones de Estella vencieron al frío

La muestra equina de la plaza Santiago fue una de las más flojas de los últimos años al coincidir con la feria de León

Actualizada Lunes, 1 de diciembre de 2008 - 04:00 h.
  • JOSÉ DE ASTERÍA/M.M. . ESTELLA

La climatología lo puso difícil con una temperatura que no aumentó de los tres grados -y con el termómetro por debajo de cero a las ocho de la mañana- y lluvia a mediodía. Aún así, Estella un año más se llenó de visitantes atraídos por el reclamo de su milenaria feria de ganado equino a la que, desde hace poco más de una década, se le unió la de artesanos y gastronomía.

Y si en esta última mantiene la constante de unos 70 puestos instalados en la plaza de Los Fueros, ayer en la plaza de Santiago había pocos animales en comparación a otros años.

Las cifras lo reflejan: se vendieron 181 cabezas de caballar frente a las 301 de la edición anterior. ¿La causa? En la plaza se hablaba de tres: la coincidencia con la feria de León, la crisis que atraviesa el sector y el rumor no confirmado de que el Seprona había impedido la entrada de dos camiones por no cumplir con la normativa sanitaria. Eso sí, al otro lado de las vallas el mismo gentío de siempre.

La mayoría del ganado vendido se destinó a consumo de carne, principalmente a Valencia, con 60 cabezas, seguida de Navarra, con 35; Zaragoza, 28; La Rioja, 24; Vizcaya, 21 y Tarragona, 3. Los ejemplares más codiciados fueron los lechales para engorde y potros quincenos para el matadero. En la feria, los tratos aún se hacen en pesetas. Y ayer el precio se fijó en unas 35. 000 pesetas en los lechales y entre 60.000 y 70.000 para los quincenos.

Fermín Unzilla, de Etxarri Aranatz, vendió dos yeguas burguete a La Rioja. "Hemos hecho el trato para las once y ahora nos vamos a almorzar, porque esto también es parte de la feria. Si no, no venimos". Manuel Jiménez Amador, de 65 años, natural de Estella y residente en Lodosa, es uno de los tratantes conocidos que no se pierde la feria de Estella. "En casa tengo 8 potros pero sólo he traído dos burros, que se han vendido a La Rioja. Seguro que los matarán para carne; los he dado baratos, por 400 euros".

Y mientras en las plazas se concentraban la mayoría de visitantes, a las 11.45 horas y sin apenas testigos, la corporación salía acompañada de su comitiva hacia la iglesia de San Pedro. La coincidencia este año de que el último domingo de mes tocara en día 30, festividad del patrón estellés, permitió contemplar el protocolo local con una corporación casi al completo -faltaron Tito Martínez (IU) y Emma Ruiz (edil no adscrita)- enmarcada por gaiteros, danzaris, timbaleros, guardia de honor y la banda de música de la ciudad.

Homenaje en San Pedro

Una vez en la iglesia de San Pedro -que alberga la reliquias del patrón- cientos de personas se sumaron a la misa en honor a San Andrés que ofició el párroco Jose Mari Martincorena ayudado por el seminarista estellés Javier Aramendía. Al término del acto religioso, la Cofradía de San Andrés rindió un homenaje a los estelleses que han ayudado a difundir la devoción al Apóstol. Alfredo Chandía y Loli Melo, miembros de la agrupación, se encargaron de entregar unos pergaminos y un pin de San Andrés a Ruperto Bayona y los hermanos Rogelio y Juan Pedro Andueza.

También hubo un recuerdo especial para el fallecido Antonio Roa por contribuir a traer unas nuevos restos del patrón desde Patrás (Grecia), para sustituir a los que en 1978 se llevó el conocido ladrón Erik El Belga cuando robó el antiguo relicario. Su viuda, María Luisa Vicente, se encargó de recoger los obsequios acompañada por un prolongado aplauso de los asistentes.

Un paseo por la ciudad permitía comprobar que frente a la actividad de los puestos colocados en la plaza de Los Fueros - y que la sociedad Peñaguda se encarga de colocar y vigilar bajo la organización de la Asociación de Comercio, Hostelería y Servicios de Estella- la mayoría de tiendas optó por guardar el descanso dominical. No fue el caso del presidente del colectivo, Alberto Gómez de Segura Lacarra, que sí abrió su establecimiento de ropa. "Soy partidario de hacerlo cada vez que alguna celebración en Estella nos traiga gente. Pero me da pena que esta iniciativa no tenga un seguimiento masivo".

Gómez de Segura animó a sus compañeros a secundar la propuesta en próximos años. "Además de contribuir a reforzar la imagen comercial de Estella es un buen día de ventas. Al menos a mí el año pasado me fue bien y este también espero repetir", indicó el presidente de la asociación.

A simple vista, parecía que las bajas temperaturas habían amedrentado a los visitantes en la plaza de Los Fueros. Pero si se intentaba pasear por los porches, una marea humana al abrigo de la lluvia dificultaba el tránsito. Había gente y los artesanos lo sabían. "Nosotros venimos todos los años porque de las ferias de ganado que se organizan en Navarra es la que más carisma tiene. Y la venta suele estar bastante animada", decía José Manuel Urrutia Ausejo, de Pastas Urrutia, de Ujué.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra