Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
INTERNACIONAL

El ejército indio acaba con el último reducto de terroristas en Bombay

Nueve terroristas fueron abatidos y otro detenido con vida, que ha admitido que pertenece a un grupo con base en Pakistán

Actualizada Domingo, 30 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • AGUS MORALES . EFE. BOMBAY

El ejército indio acabó ayer con el ultimo reducto de terroristas y puso fin a casi tres días de crisis que, según los últimos datos oficiales, dejó 183 muertos y centenares de heridos en Bombay, corazón financiero de la India. El Ejército abatió a nueve terroristas y logró capturar con vida a uno de ellos.

El Gobierno indio informó de que entre los muertos en la serie coordinada de ataques terroristas hay 22 extranjeros y 20 miembros de las fuerzas de seguridad, dos de ellos comandos de elite.

Sin embargo, las autoridades municipales de Bombay elevaron hasta 195 la cifra de víctimas mortales, entre ellas 23 extranjeros, aunque advirtió de que esta parte es provisional, según la agencia india PTI.

Los últimos disparos y explosiones tuvieron lugar ayer en el lujoso hotel Taj, frente al mar Arábigo, donde los comandos de elite indios dieron muerte a tres terroristas, registraron las más de 300 habitaciones del complejo durante todo el día y detonaron armamento y granadas que fueron encontrados en el interior del establecimiento hotelero.

El dueño del Taj Mahal, el empresario automovilístico Ratan Tata, calculó que arreglar los daños del edificio costará unos 80 millones de euros.

El escenario más devastado es el centro religioso judío Nariman House, donde murieron al menos cinco personas, entre ellas un rabino y su esposa, que fueron tomados como rehenes.

Encontrada la barcaza

Según los agentes que vigilaban ayer la zona, el muro derribado al lado de una gasolinera próxima al recinto muestra que los terroristas querían causar aún más víctimas con una explosión cuyas consecuencias habrían sido muy graves, caso de haberse producido.

La antigua estación ferroviaria de Victoria, donde al menos dos terroristas penetraron para matar a civiles y policías, presenta un aspecto normal, aunque en el suelo aun pueden verse las marcas de las explosiones de varias granadas.

"En la India no hay ningún problema entre hindúes y musulmanes. Los problemas vienen de Pakistán, ha sido gente de Pakistán", aseguró Abdulá Mahmud, gerente de un pequeño hotel a pocos metros del Taj.

Aunque en un principio el grupo desconocido Deccan Muyahaidín reivindicó los ataques, la inteligencia india se está basando en el testimonio del único terrorista detenido, Ajmal Amin, para determinar la autoría y las circunstancias de los atentados.

Amin ha reconocido pertenecer al movimiento terrorista Lashkar- e -Toiba, que tiene su base en Pakistán, aunque el grupo ya ha negado su implicación, a pesar de que la India lo ha relacionado durante años con los grandes atentados que ha sufrido.

Según fuentes de inteligencia, las autoridades han encontrado un navío abandonado en el mar a cinco millas de Bombay que podría haber sido utilizado por los terroristas para lanzar su sede violentas operaciones.

Al menos ocho terroristas alcanzaron la costa de Bombay en una embarcación neumática tras secuestrar el barco Kuber, arrojar al agua a tres miembros de la tripulación y atar y decapitar al cuarto, según las mismas fuentes.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra