Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
LUIS RAMÓN AZCONA GIL ALCALDE DE LUQUIN

"En los sitios pequeños también somos empleados múltiples"

Como cabeza visible de una localidad de 140 habitantes y con recursos limitados, el primer edil debe también ocuparse de labores propias de un alguacil, como podar árboles o cortar el césped. "Lo hago con gusto, es mi pueblo", dice.

Actualizada Sábado, 29 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • M.M. ESTELLA

"Alguien tenía que ser alcalde. Además, el resto dijo que si yo no encabezaba la lista no se presentaban". Esta, desde luego, no es una declaración política de un alcalde. Pero es que Luis Ramón Azcona Gil tampoco se siente un primer edil que brega desde un despacho para sacar adelante su programa electoral.

Él entiende que la alcaldía en una localidad de pocos habitantes engloba otras funciones y no se le cae al suelo el bastón de mando cuando, sierra en mano, le toca podar los árboles. "Si el presupuesto es escaso, todos tenemos que arrimar el hombro", dice, y ejemplifica: "en nuestra reclamación de 35.000 euros para reparar los caminos destrozados por la lluvia de junio, el Gobierno sólo nos ha dado 5.000 euros. ¿Qué podemos hacer con eso?"

Me imagino que arrimar otra vez el hombro vecinos y concejales.

Así es, porque no tenemos dinero ni medios para financiarnos de otra manera. En Luquin únicamente hay una carpintería que tampoco nos aporta mucho en concepto de impuestos. Y te encuentras temas que si no fuera por esta ayuda no saldrían adelante u otras cuestiones de urgencia que tenemos que pagar con nuestro dinero.

Me está diciendo que pagan de su bolsillo obras públicas?

Con el dinero que nos corresponde como cargo público que entrega el Gobierno de Navarra. Aquí nadie se lo queda, sino que lo ingresamos en una cuenta común de la que vamos echando mano en cuestiones de urgencia. Por ejemplo, el año pasado nos sufragaron al cien por cien la renovación de los vasos de las piscinas, pero ahora no nos han concedido subvención para la maquinaria. Hemos propuesto pedir un préstamo a la espera del próximo ejercicio para ver si entonces entramos en la ayuda y mientras pagar los intereses con este dinero.

Entonces ser el alcalde de un pueblo pequeño también entraña trabajo e imaginación.

(Risas) Pues ahora que lo pienso sí, y mucho. Cuando no hay dinero para podar árboles ahí tenemos que estar la corporación. Siempre hay gente que te echa una mano, que si con la maquinaria o poniendo herbicida; tenemos una empleada que se ocupa de repartir las cartas municipales, limpiar los despachos de secretaría y consultorio, pero no está para podar árboles.

En resumen, que además de representantes municipales ejercen de empleados de servicios múltiples.

Efectivamente y se meten muchas horas. Pero al final te involucras en este trabajo por amor a tu pueblo, que por política no. Con decirte que nuestro nombre, el de candidatura San Isidro, es el que se lleva poniendo a todas las listas desde hace más de veinte años...

Y ese "amor", ¿es correspondido por los vecinos?

Hay quién sí y quien todo lo que hagas estará mal. Pero en general estoy satisfecho, son más los que ayudan que los que critican.

Hemos hablado de las dificultades económicas de un pueblo pequeño, pero puestos a soñar, ¿qué obra de envergadura le gustaría hacer en Luquin?

Cubrir el frontón. Además de permitir su uso a los aficionados durante el invierno, nos vendría muy bien para suplir la carencia de un espacio cerrado público grande para fiestas de septiembre donde cobijar las verbenas o las cenas populares en las que nos juntamos más de cien comensales.

¡Pero si sólo son 140 habitantes! ¿Tanta gente viene el fin de semana o en vacaciones

Somos un pueblo pequeño pero que nos mantenemos y los que viven fuera regresan a descansar siempre que pueden. Además, la autovía nos ha traído un inesperado incremento de la población con nuevas urbanizaciones ya que Luquin ahora está a media hora de Pamplona y poco más de un cuarto hora de Logroño.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra