Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
HABLANDO DE SETAS

Selvicultura micológica

La selvicultura micológica es la actividad que permite manejar los bosques para que produzcan más setas comestibles. Hay que tener en cuenta algunos preceptos.

Actualizada Sábado, 29 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • JAVIER GÓMEZ.

LA selvicultura podemos definirla de una manera simplificada como el manejo sostenible de los bosques con el fin de maximizar los productos o servicios que se obtengan de ellos. Estos productos de manera histórica se han centrado en la madera, pero esa visión ha cambiado y actualmente se aboga por un uso multiple del bosque, en donde haya cabida para la conservación de especies amenazadas, el uso público, la caza, el aprovechamiento maderero, ,el aprovechamiento micológico, etc.

Ante el auge del mercado de las setas y a tenor de la depreciación de la madera comienza de forma experimental en algunas comarcas una selvicultura encaminada a aumentar la producción de setas comestibles. Esta nueva disciplina tiene que tener en cuenta algunos preceptos básicos.

Las repoblaciones forestales con hongos comestibles. Existen numerosas empresas de micologia forestal aplicada que venden planta micorrizada con distintas especies de hongos, entre ellas la preciada trufa negra. Con la trufa el cultivo está muy experimentado y desde hace muchos años se ha extendido a diversas comarcas de Teruel, Guadalajara, Cataluña, Soria, Aragón o Navarra. Con otras especies, como el Níscalo (Lactarius deliciosus) comienza a haber experiencias positivas.

Las cortas mejoran la producción de setas. La tala de árboles a matarrasa es perjudicial para los hongos micorrízicos, aquellos que están asociados con los árboles. Sin embargo aquellas cortas encaminadas a eliminar aquellos árboles que crecen mal por la alta densidad de pies (Claras y Clareos) son favorables para el aumento de algunas setas comestibles de gran interés comercial, como el Onddo Beltza (Boletus gr. edulis) o los níscalos (Lactarius deliciosus). En general las cortas favorecen a los hongos amantes de la luz, si bien hay otros hongos que prefieren la sombra y fructifican en zonas de acumulo de hojarasca, como es el caso de la Ilarraka (Clitocybe nebularis). Por lo tanto puede ser compatible el aprovechamiento maderero con la mejora de la producción de setas.

La edad del arbolado. Cada hongo micorrízico se asocia con árboles de un tramo de edad determinado. Pongamos un ejemplo: A finales de los años 60 y principios de los 70 en el Roncal la producción de robellón era excepcional; coincidiendo con una edad del pinar que, de media, estaba entre 20 y 30 años. Esta circunstancia fue debida al gran poder de colonización del pino en aquellos terrenos que se quedaron baldíos después del éxodo a las ciudades que se produjo en los años 40 y 50. Ahora los pinares del Roncal no producen tantos robellones; ya que han envejecido, sin embargo ahora otra especie como la angula de monte (Cantharellus lutescens) es la seta estrella de los bosques maduros.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra