Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

La ocupación del aeropuerto de Bangkok agrava la crisis política en Tailandia

Al menos doce personas han resultado heridas por explosiones de pequeñas bombas y tiroteos

Actualizada Miércoles, 26 de noviembre de 2008 - 08:02 h.
  • AGENCIAS. Bangkok (Tailandia)

La ocupación en la madrugada de hoy del aeropuerto internacional de Bangkok por seguidores de la Alianza del Pueblo para la Democracia ha agravado la grave crisis que vive Tailandia, donde las manifestaciones antigubernamentales se han tornado violentas y han paralizado el país.

En las últimas horas, al menos doce personas han resultado heridas por explosiones de pequeñas bombas y tiroteos en los aledaños de los aeropuertos de Suvarnabhumi, donde los manifestantes han asaltado la torre de control, y el de Don Muang, al que han sido desviados todos los aviones de las compañías que no han suspendido sus vuelos.

Uno de los cabecillas de la Alianza del Pueblo para la Democracia anunció que continuarán su movilización y no entregarán el mando del aeropuerto internacional hasta que renuncie el primer ministro, Somchai Wongsawat.

Wongsawat tiene previsto regresar esta tarde al país procedente de Perú, donde asistió al Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), y ya tiene preparado el decreto para declarar el estado de excepción, que permitiría disolver por la fuerza las protestas.

De madrugada, una multitud de seguidores de la opositora Alianza del Pueblo para la Democracia, algunos de ellos provistos de palos y barras metálicas, irrumpieron en el aeródromo, el cuarto de mayor tráfico aéreo de Asia, y bloquearon los accesos a las modernas instalaciones, inauguradas hace poco más de dos años.

A media mañana, la dirección de Suvarnabhumi anunció el cierre temporal del aeródromo, cuya torre de control ha sido tomada por los manifestantes, que aseguran que cualquier avión que quiera aterrizar allí tendrá que pedirles permiso.

Poco después de conocer la decisión de las autoridades, hasta cinco aerolíneas internacionales, entre ellas Cathay Pacific o Japan Airlines, cancelaron todos sus vuelos a Tailandia, donde ahora están retenidos más de 10.000 turistas.

El comunicado de Singapore Airlaines expresó su temor por la seguridad de sus pasajeros.

Un vuelo de Thai Airways procedente de Madrid y con pasajeros españoles a bordo fue desviado al viejo aeropuerto de Don Muang, también sitiado por miles de activistas, pues allí se encuentra la sede provisional del Gobierno.

Hasta el momento y en menos de 24 horas, el cierre del aeropuerto internacional ha supuesto pérdidas de casi 1,5 millones de dólares.

El ministro de Finanzas tailandés, Suchart Thadathamrongvej, advirtió de que el asedio a Suvarnabhumi tendrá un "severo impacto" sobre la economía del país, que cada año recibe a 14,5 millones de turistas y donde este sector mueve cerca de 16.000 millones de dólares.

La mayoría de embajadas extranjeras han recomendado a sus ciudadanos no viajar en estos momentos a Tailandia, y el embajador español, Juan Manuel López Nadal, instó a retrasar los vuelos hasta que la situación se normalice.

Hoy se cumplen tres meses desde que la Alianza del Pueblo para la Democracia comenzó su ocupación de la palacio gubernamental en la capital, donde sus seguidores siguen atrincherados para exigir la dimisión del Ejecutivo.

La plataforma opositora acusa al actual gabinete de corrupción y ser un títere del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, cuñado de Wongaswat y depuesto por un golpe de Estado en 2006 y cuyos aliados tomaron el poder tras su victoria en las elecciones celebradas hace casi un año.

Shinawatra, un prófugo de la justicia tailandesa que ya le ha condenado por abuso de poder a dos años de cárcel y le investiga por un sinfín de casos de malversación de fondos, está actualmente exiliado en Dubai.

Wongsawat todavía no sabe donde podrá aterrizar a su vuelta desde Lima aunque viaja en un avión militar. No obstante, insistió desde Perú en que seguirá en el cargo y convocará de inmediato una reunión urgente del Gobierno para tratar la crisis.

El jefe del Ejército tailandés, general Anupong Paochinda, descarta por ahora hacer una nueva asonada y emplear la fuerza para disolver a los manifestantes, a no ser que le obligue a ello el estado de excepción.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra