Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

El bar Niza gana el IV Campeonato de España a la Mejor Barra de Pichos y Tapas

El cocinero Iñaki Rodaballo a todo el jurado con cinco pinchos que, además de creatividad y sabor, aportaban vistosidad

Actualizada Miércoles, 26 de noviembre de 2008 - 15:39 h.
  • AGENCIAS. San Sebastián

El cocinero Iñaki Rodaballo, quien trabaja en el Café Niza, de Pamplona, ha ganado el IV Campeonato de España a la Mejor Barra de Pichos y Tapas del Congreso "Lo Mejor de la Gastronomía" de San Sebastián, dotado con 4.000 euros de premio. Rodaballo, quien ganó este premio en ediciones anteriores cuando trabajaba con el vasco Senén González en el restaurante "Sagartoki" de Vitoria, convenció a todo el jurado con cinco pinchos que, además de creatividad y sabor, aportaban un nuevo elemento, la vistosidad.

Rodaballo ha explicado que gracias al trabajo conjunto con un orfebre navarro llamado Matías, consigue dar mucho efectismo a los pinchos con una vajilla que sigue el juego propuesto por el cocinero.

Este es el caso de la tapa dulce denominada "Efecto Dominó", en la que dos fichas de dominó, una de chocolate blanco con fruta de la pasión y otra de chocolate negro con galleta crujiente y sal, caen por el efecto de una bolita de chocolate.

También tiene un gran efecto visual otra de las tapas que presentó al concurso, y que consiste en un mejillón sobre borraja en tempura con gel de naranja con martini, y que sirve en un rectángulo negro iluminado con un fluorescente.

Gracias al trabajo del orfebre, también propone otro pincho original, un congrio en ascuas que el comensal se hace al momento y que puede comer en su totalidad, ya que utiliza el carbón activado, un elemento saludable y que se toma con asiduidad en Japón y en Estados Unidos.

De gran belleza visual es la alcachofa que presenta a la brasa y frita con sus hojas ribeteadas con oro, mientras que el sabor es lo que predomina en la tapa llamada "Porky, Porky" y que consiste en un trozo de panceta y otro de costilla de cerdo, moldeadas en un taquito redondo y otro cuadrado.

Con esta tapa ganó el III Campeonato de Euskal Herria de Pinchos, y Rodaballo ha indicado que en su barra los precios para esta alta cocina en miniatura están acordes con los tiempos que corren, pues se sitúan entre los dos y tres euros.

Rodaballo, quien se mudó a Pamplona hace poco, ha apuntado que trabaja en un local sin tradición de pinchos y que empieza desde cero, por lo que "hay que mirar mucho los precios".

El chef ha indicado que lo único que pretende es que la gente sonría y se divierta con sus tapas y ha avanzado que su próximo reto es conseguir la tortilla vertical.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra