Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
LA CONTRACRÓNICA

Por fin llegó la cosecha

Aznar: "Necesitamos un gran entrenador, equipo y estrategia, pero sobre todo, si salís al partido, salid a ganarlo"

Actualizada Lunes, 24 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • TOÑO SANZ

S E acabó la jeremiada. ¡Gracias, Pellerano!, tu cabezazo en propia puerta nos permitió, por fin, escribir con todas las letras la frase nominal que estaba adquiriendo carácter de imposible: "Segundo gol de Osasuna".

Lo de tercero y lo de victoria vinieron por añadidura, que es una frase hecha y que debería entenderse con una frase derecha que expresa lo contrario, es decir, por mengua, ya que el Almería estaba con diez desde el minuto ocho y Osasuna, tras el dos a uno, se estiró menos que un catalán proverbial ante la barra de un bar y tuvo que ser una dádiva de la defensa almeriense la que les obligara, en el último minuto de descuento, a aliñar la faena. El cuento podría haber sido distinto si Portillo no hubiera andado en cuarto menguante y jugando a encontrar el gol con los ojos de las botas vendados: primero, fuera por poco; después, al cuerpo del portero, y por último, al poste. ¡Caliente, caliente!

Como quiera que sea, ya no somos el último pocero de la alcantarilla, somos el penúltimo y, aunque siga oliendo a demonios, se intuye que un poco más arriba se puede respirar sin máscara. Incluso, ahí arriba, se puede acudir a los kioskos y refrigerarse con la palabra ardiente de un aspirante a la presidencia del Real Madrid y que el sábado arengaba a su tropa ultraliberal cual si fuera Bernabéu: "Necesitamos un gran entrenador, equipo y estrategia, pero sobre todo, si salís al partido, salid a ganarlo". Joe Bageant, en sus Crónicas de la América profunda, habla de la esencia que nutre a estos reconstruccionistas. Él lo llama teología de la desesperación, que espera que Dios nos provea de un líder cristiano que instaure la ley bíblica y acabe con los sindicatos, los derechos civiles y las escuelas públicas. Bageant no se lo toma a broma. Son un ejército en marcha, advierte, y nos transmite su angustia sobre "la creciente proximidad de un monstruo fascista de tres cabezas".

- O sea, que queda mucha Liga.

-¡Eso me temo!


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • ... llegó la cosecha hermano...Colono

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra