Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
RESTAURACIÓN EN LA IGLESIA DE ORORBIA

El retablo recuperado

Las pinturas murales han sido fijadas a la piedra y limpiadas y permanecerán detrás del conjunto de madera

Actualizada Domingo, 23 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • C.A.M. . ORORBIA

DURANTE siglos permaneció oculto, detrás del retablo de madera que preside la parroquia de Ororbia y bajo una capa de polvo tras la que apenas se adivinaba el color rojo que predominaba en todo el templo cuando estaba adornado por murales. Ahora sigue ahí, oculto, tras la pieza de madera.

Sin embargo, después de cinco meses de trabajo de las técnicas de la empresa Artelan supervisadas por el servicio de Patrimonio Histórico del departamento de Cultura del Gobierno de Navarra, ha sido limpiado y fijado a la piedra en la que podrá permanecer durante siglos. El templo, dedicado a San Julián, cuenta con una de las mejores pinturas murales góticas conocidas en Navarra, aseguran los expertos

El antiguo retablo, pintado hacia 1335 (siglo XIV), en la Iglesia de Ororbia, ha recobrado parte de su esplendor tras los trabajos de conservación que se iniciaron en junio pasado. Dos restauradoras, María Maiza Río, de 32 años, y Elena Larraga Marín, de 26, han trabajado en el escaso hueco que dejaba el andamio instalado entre el retablo de madera que preside la parroquia, del siglo XVI y recién restaurado, y la cabecera del templo. Su minuciosa labor, alabada por los responsables de patrimonio del departamento de Cultura, permite ahora observar el preciso trabajo que en el primer tercio del siglo XIV realizó , presumiblemente, el maestro del refectorio de la catedral de Pamplona, Juan Oliver.

Las restauradoras, subidas en el andamio, fijaron sobre la pared una obra que permanecía en mal estado de conservación tras siglos de abandono. "En el siglo XVI se sustituyó la pintura mural por un retablo de madera. La parte de abajo se picó y se perdió definitivamente parte de la obra. Ahora hemos podido comprobar que tras el polvo pero casi suspendidas, estaban las figuras perfectamente dibujadas y en algunos casos también conservadas", relataban antes de que los responsables del departamento acudieran a conocer el resultado final de su trabajo.

En la conservación se han seguido los criterios habituales con la idea de que permanecieran en su lugar original. "Antes lo habitual era arrancar las pinturas y llevarlas a los museos pero ahora se ha optado por dejarlos y eso es lo importante en este caso, junto a lo que ha supuesto ir descubriendo las pinturas originales".

Durante las próximas semanas, los restauradores trabajarán para fotografiar el conjunto, de 35 metros cuadrados. De esta manera podrá exhibirse ya que seguirá oculto tras la madera.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra