Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
NACIONAL

Las medidas contra la sequía de dinero ya empiezan a hacer efecto

Ahora el problema no será la liquidez, sino la fuerte desaceleración económica, que también traerá dificultades

Actualizada Domingo, 23 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • M.J. ALEGRE . COLPISA. MADRID

¿Hay o no hay sequía en el mercado mayorista del dinero? Con el plan de ayudas a la banca recién puesto en marcha, el Gobierno y el sector piensan que las políticas combinadas para dar liquidez a las entidades ya están surtiendo efecto. ¿Por qué sigue cerrado el grifo del crédito a empresas y familias? Aquí la opinión no es compartida: bancos y cajas aseguran que se están dando los préstamos que solicitan los peticionarios solventes, que ahora son menos.

Aportan un dato: con una economía creciendo en tasa interanual del 0,9%, el crédito que proporciona el sistema sigue avanzando a un ritmo superior al 8%. Si no financian más es porque no hay demanda con suficientes garantías de pago, insisten. Ni los hogares ni los negocios hacen planes en estos tiempos de incertidumbre.

El problema no será la liquidez, sino la fuerte desaceleración económica, que también va a poner en dificultades la cuenta de resultados de los bancos y cajas del año 2009 por dos vías distintas: el fuerte recorte de la actividad y la mayor necesidad de hacer provisiones por los créditos morosos.

Efecto del plan de ayuda

Mientras tanto, el plan de ayudas a las entidades para paliar las dificultades de obtener recursos en el mercado empieza a dar resultados antes de su plena aplicación. Como explica un veterano dirigente del sector, la oferta ilimitada del Banco Central Europeo (BCE), que presta lo que se le pida a corto plazo máximo dos meses -y el arranque de las subastas de compra de activos en España que proporcionan dinero por periodos de hasta 3 años- han supuesto un alivio.

Y todo pese al fracaso parcial de la primera oferta del Tesoro, en la que las peticiones ni siquiera alcanzaron los 5.000 millones propuestos. Pero se está dando el efecto indirecto de saber que la opción está ahí y que se podrá acudir a ella si en un momento determinado se necesita dinero para una amortización, para que disponer de ese colchón contribuya a normalizar el funcionamiento.

El sector también piensa que a esa primera subasta no acudieron los más grandes para que nadie pensara que estaban necesitados. De cara al futuro, el efecto del qué dirán parece anulado.

Esa primera subasta también fue más limitada de lo deseable.

No hubo oferta no competitiva, es decir, que el tramo del 25% reservado a quienes conceden más crédito nuevo a empresas y familias no funcionó. Ni es probable que lo haga en la siguiente cita, si no llegan a tiempo los datos actualizados necesarios. El 11 de diciembre, por cierto, habrá bote. A los 5.000 millones de salida se sumarán los 2.885 millones que quedaron sin adjudicar en el estreno.

La futura subasta, además, tendrá características distintas de la primera -los activos se ceden con pacto de recompra, y en la segunda se venden en firme- y es bastante probable que, si el Banco Central Europeo rebaja otra vez los tipos, el precio mínimo sea algo inferior.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra