Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
PELOTA

Nadie sabe perder como Titín

Barriola, que depende de lo que pase en el Ogueta, sufrió para doblegar al riojano

Actualizada Domingo, 23 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • L.GUINEA . PAMPLONA

Nada más terminar el partido Iker, un chaval de unos ocho años vestido de pelotari, se metió al vestuario del Labrit con su pelota goxua. Quería ver qué decía Barriola de una victoria que resultó sufrida, angustiosa, trabajada y que no le garantiza el pase a la final del día 7. Pero sobre todo quería ver de cerca a Titín, un pelotari de leyenda que dio una auténtica lección de profesionalidad en la Bombonera. No cejó en su esfuerzo hasta que cayó con el 19-22 final.

Sentado en el suelo, Iker recibió una lección de pelota impagable.

El choque de ayer en el Labrit tenía sobre el papel más de matemáticas que de pasión. Las opciones de Titín se esfumaban en cuanto le hicieran 15 tantos. A pesar de que el leitzarra abrió el marcador con un 0-5 fulminante, el Barriola de ayer no transmitía la misma seguridad que en los otros dos partidos de la liguilla, no jugaba tan redondo. Al leitzarra le salvó que a Titín le costó entrar. Se encontraba fallón (5 errores), lento, como sin chispa. Barriola abrió a bote una brecha definitiva con el 8-17.

El segundo Titín

Pero Titín es un pelotari único, irrepetible. Nadie compite como él, no hay en el cuadro quien exprima hasta la última caloría de esfuerzo para intentar llegar a 22. Por eso Iker, el chaval que estaba en el Labrit, y los tres cuartos largos de la grada pamplonesa se quedaron prendados por la competitividad de un manista legendario. Con todas sus opciones ya enterradas, el caracolero dio todo un ejemplo de profesionalidad.

Empezó a meter ritmo al peloteo, se agarró al aire y buscó ángulos con el remate. Titín se resistía a que su récord, su partido 50 en la "jaula", tuviera un mal recuerdo. Los resortes de Barriola, zaguero y juego a bote, crujieron.

Titín encadenó prácticamente seguidos un saque y cinco tantos de saque remate. Por primera vez en todo el torneo el riojano lograba una tacada y remontar en el electrónico. Llegó a ponerse el caracolero con un 18-19 con un dos paredes de libro. Y fue precisamente con su arma más letal, la carambola, con la que Barriola salvó el pellejo, sus opciones y engrandeció más la leyenda de Titín.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Gran TITIN III, Cuánto nos vamos a acordar de él, detro de unos años...Basco Nabarro

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra