Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
"MEMORIAS DE TUDELA. RECUERDOS EN BLANCO Y NEGRO">LUIS GONZÁLEZ CRUZ

Que veinte años no es nada

Herbert Von Karajillo dirigía el café concierto de la peña La Teba..., y al público que se dejara

Actualizada Jueves, 20 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • LUIS GONZÁLEZ FUE EMPLEADO DE BANCA Y, DESDE 2006, ES EL HOMBRE DE LA PARED.

Y una mierda. Siete mil trescientos días; ciento quince mil doscientas horas, adelanto y retraso arriba o abajo. Alguna ha pasado desde las diecisiete quince de ese día de julio. El de la foto. Fiestas de Tudela. Café Concierto en La Teba. A la hora de la siesta, bajo el Arco de Santa María; a la sombra de la Catedral. Herbert Von Karajillo dirige a la Orquesta Sholadrón y al público que se dejara.

Traje, pajarita roja y ojos de recién levantado con la mirada, como dice la jota, "en lo alto el Pirineo". Las manos, alzadas, en actitud de ordeno y mando: compás la derecha, talante la zurda.

Cuarenta grados aplatanaban, pero el pacharán, yintonis, vozkasconlimón y jotabésconcocacola los hacían llevaderos. En el bar se hacía buena caja por las propinas, decía el "encargao". Desde dentro gritaban: "¡ole!". A veces fuera de ritmo, pero se agradecía.

Estábamos todos (entonces no había que explicar que también estábamos todas). Era una emocionante sinfonía blanca y roja de gente variopinta de edades, mucha con vasos de algo con hielo en la mano. Cuarenta grados.

Fuera sí que gritaban ¡ole! a compás y con ganas. Dudaría un poco -también el director disfrutaba de refrigerio líquido- pero colocaría a todos en su sitio (entonces no había que explicar que también colocaría a todas). Pero me iba a entristecer: había gente que estaba y ya no está. Por eso no quiero nombrar a nadie. Si acaso al canónigo que, a puerta cerrada, escuchaba desde dentro del templo y que, tras el concierto, salía a decirme que había dicho palabras malsonantes en algún chiste..., pero que el del puticlú era muy bueno.

El tocado forma parte de la boutique personal de sombreros de Fernando "el Supermán", pamplonauta y amigo que nunca faltó. La maza era de fieltro, pero a esa hora parecía de "haceros de Llodio". Veinte años. A veces aún escucho los aplausos. Y las aplausas, por supuesto.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra