Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

La fiscal Soledad Carzola destaca la importancia del endurecimiento de las penas en la Ley de la Violencia de Género

Intervino en Pamplona en una jornada sobre 'Análisis cultural de las mujeres y todas sus contradicciones'

Actualizada Jueves, 20 de noviembre de 2008 - 20:56 h.
  • AGENCIAS. Pamplona

La fiscal delegada Contra la Violencia de la Mujer Soledad Carzola afirmó hoy en Pamplona que uno de los aspectos más importantes de la Ley contra la Violencia de Género es el "endurecimiento de las penas", ya que de esta forma al agresor "no le sale gratis y se le penaliza como delito un empujón o una amenaza de muerte".

Cazorla realizó estas declaraciones durante su intervención en la jornada sobre 'Análisis cultural de las mujeres y todas sus contradicciones', organizada por la asociación Ahora Ellas y en la que también participaron el secretario general del PSN, Roberto Jiménez, y la periodista María Antonia Iglesias.

En su intervención, Cazorla reivindicó la independencia de la labor de los fiscales con el Ejecutivo ya que no tienen "más jefe que el Fiscal General del Estado".

Sobre la Ley de Violencia de Género hizo especial hincapié en tres ejes básicos, la prevención y sensibilización "con el papel de la sanidad, la educación y los medios de comunicación, es decir, todo lo que podemos hacer para erradicar la violencia"; las medidas para proteger a la mujer y el castigo del culpable y su rehabilitación".

Recalcó además que con esta ley se "han endurecido los primeros conatos de violencia y que se ha cambiado el concepto propio del fenómeno, ya que antes se hablaba siempre de violencia doméstica, en referencia a la paz familiar, y ahora de violencia de género con la discriminación en base a una relación afectiva, es decir, el ataque físico, psíquico o económico de un hombre hacia una mujer cuando hay una relación afectiva".

También destacó la importancia del papel de la sanidad "que detecta cuando una mujer está siendo maltratada y ella no quiere o no puede contarlo", ya que la gran mayoría de las víctimas de la violencia de género "no quieren el castigo del agresor ni que les reparen, sólo que se lo quiten de en medio".

Por su parte, la periodista María Antonio Iglesias recalcó el papel "más simbólico" que práctico del Ministerio de Igualdad, del que, según dijo, "no tiene la dotación económica necesaria ni suficiente". A su juicio, "parece que el Gobierno lo ha creado más como un símbolo o como un gesto, pero ahora necesita consolidarse con seriedad y dotación presupuestaria".

Iglesias se mostró también crítica con el papel que juegan los medios de comunicación en el tratamiento de los casos de violencia de género, "ya que la mayoría los están relegando a las secciones de sucesos". A su juicio, los medios tienen una responsabilidad "transcendental" ya que deben "conciencia a la ciudadanía sobre este problema".

En su opinión, los medios "tiene que hacer seguimiento de los casos, porque si no la gente se intoxica y exige cosas que no se pueden conseguir". De hecho, añadió, cuando una mujer muere a manos de su pareja "la culpa no es del Gobierno sino de una cultura machista que nos inunda por lo que lo primero de todo es educar en casa".

Para Iglesias, la violencia de género "se está asumiendo como algo inevitable en nuestra sociedad", aunque recalcó que no se puede solucionar el problema "de la noche a la mañana".

Por último, el secretario general del PSN, Roberto Jiménez, recordó en su intervención los pasos dados por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero en materia de igualdad y se mostró critico con la actuación del Ejecutivo foral en este campo.

Según Jiménez, la comunidad autónoma juega un papel "esencial" en materia de igualdad, ya que constituye "un espacio óptimo para la acción efectiva". En el caso de Navarra, recalcó, el Ejecutivo foral "parece que no tiene el más mínimo interés para que esta ansiada igualdad se lleve realmente a cabo, ya que este gobierno aprobó su primero Plan de Igualdad en 2006 cuando a nivel estatal llevaban desarrollándose Planes de igualdad desde 1988".

En esta situación, dijo que el PSN "está preocupado" porque el Gobierno "arrastra ideas muy conservadoras y piense que los planes de igualdad, las acciones positivas, el impacto de género u otras iniciativas de este tipo son sólo modas y no estrategias que nos llevan a un mundo más justo".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra