Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
INFRAESTRUCTURAS

35 horas para "conectar"

Los trabajos de abatimiento de los dos semiarcos que servirán de base al nuevo puente de Endarlatsa empezaron el lunes y acabaron ayer a las 13.10

Actualizada Miércoles, 19 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • N.G./A.V. . ENDARLATSA/PAMPLONA

LAS dos orillas del río Bidasoa en Endarlatsa, la navarra y la guipuzcoana, "conectaron" ayer a las 13.10 horas. A esa hora coincidieron los extremos de los dos semiarcos de 50 metros de longitud que, con origen en cada orilla del río Bidasoa, darán base al futuro nuevo puente de Endarlatsa. El abatimiento de ambas estructuras requirió 35 horas, y los trabajos dieron comienzo el lunes por la mañana.

Habían sido colocadas verticalmente en el lugar, por partes, en la última quincena.

Para la complicada labor de descenso se emplearon dos gatos hidráulicos controlados por ordenador, uno en cada orilla, con los que se fueron bajando poco a poco las dos estructuras de 140 toneladas y 50 metros de altura, ancladas al suelo, empleando 76 cables metálicos de más de 50 metros de longitud (38 para cada parte).

La actuación de descenso de ambos semiarcos se realizó en 11 fases y 35 horas, arrancando el lunes por la mañana con un chequeo del sistema para el que se requirieron cuatro horas. Después se dejó el sistema en reposo 8 horas y se realizó un segundo chequeo, que llevó otras 2 horas.

Según explicaron desde la empresa encargada de estos trabajos, la madrileña ALE, "los primeros momentos del descenso son los más críticos, y todo tiene que estar muy medido".

Tras las tres acciones previas ya citadas, al inicio de la maniobra de abatimiento se le dedicó después una hora, y otra al aflojado de tornillos del arco-estructura. Después, para "romper" el equilibrio vertical de los semiarcos se necesitaron otras 4 horas.

Los siguientes pasos fueron: desembulonar los gatos telescópicos (4 horas), retirarlos (2 horas) y retirar estructuras anexas (otras 2). Para entonces, las estructuras habían bajado unos 30 grados de inclinación, y restaban otros 60 para que quedaran horizontales y coincidieran sus extremos.

Así, a continuación se procedió a la maniobra de abatimiento, que llevó unas 5 horas y concluyó ayer pasada la una del mediodía, cuando ya se dejaba entrever la base del futuro puente. Por la tarde estaba previsto que, en unas 5 horas, concluyera el trabajo de atornillado en clave y la soldadura de una parte del puente con otra.

Sobre esta base de 100 metros se montará ahora un tablero metálico, y sobre él se habilitará la calzada por la que pasará la N-121 A. El nuevo puente medirá 190 metros y tendrá una estructura mixta de acero y hormigón.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra